Cartas de una Promotora de la Salud a un Ingeniero Civil

Inicio de una experiencia.

Marzo del 2011

Apreciable  Ingeniero Civil (MCP)

Hoy comienza para mí una nueva experiencia de trabajo que me permitirá seguirme aprendiendo en estos andares. Me es grato informarte que la primera reunión de trabajo que tuve con la gente del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT) giro en un ambiente cálido y amable. Los presentes en dicha reunión fuimos; C.P. Emilia Pimentel Rubiera, Delegada Regional de Tlaxcala, Ing. Horacio Ramírez Moreno, Subgerente Técnico y Beatriz Noriega Luciano, Promotora Social. Debo comentarte que no había mucha claridad en cuanto al rol y participación de cada uno de nosotros, sin embargo de acuerdo a la capacitación vía conferencia WEB, que nos dieron a los promotores sociales, así como a la información que me había enviado el Dr. Martín, vía correo electrónico,  fue que tenía un poco más claro lo que se pretendía, así que les mencioné lo que yo conocía hasta ese momento. “Llevar el proyecto Rehabilitación de Barrios con la participación e involucramiento de los vecinos de la unidad habitacional”.

La Delegada me dijo que el Ing. Horacio sería el responsable del proyecto, razón por la cual yo me tendría que coordinar con él. Yo le comenté que en algún momento se iba a requerir la presencia de ella en alguna de nuestras reuniones, en donde además estarían los vecinos de la unidad habitacional, -ella sonrió, y accedió. (He aquí mi primera interpretación y mis doxas pensando que la gente de oficina sólo hace trabajo de escritorio).

Se habló sobre la falta de un Arquitecto de Barrio (el cual podría ser tanto Ingeniero Civil, así como un Arquitecto) por si ellos tenían algún conocido para incorporarlo al proyecto.

Ese día el Ing. Horacio y yo dimos un recorrido a la Unidad Habitacional, elegida para la implementación del proyecto. La Unidad se llama “San Diego Crom” y está ubicada en el municipio de Apizaco. Sabes Ingeniero en el tiempo que yo llevo haciendo trabajo de campo nunca había vivido ni realizado un reconocimiento del lugar en automóvil, siempre los había hecho a pie. Me sentí  un poco extraña y me enojo un poco la actitud de este hombre. –Creo que hasta por mi mente paso la idea – él y yo vamos a chocar mucho en pensamientos y formas de mirar la realidad-. Te menciono que algo que escuché durante mucho tiempo en la carrera: “la promotora de la Salud va a ser una  profesionista capaz de integrarse y participar en trabajos y proyectos interdisciplinarios y por lo tanto le tocaría formar e involucrarse en redes sociales diversas”. En los últimos años de la carrera este era mi principal impulso a continuar en ella, pues los aspectos fisiológicos del ser humano –pensaba- ya los trabajan los médicos y toda la gente dedicada a la atención de las enfermedades, creo que también es por ello que acepte participar en este proyecto, ya que un promotor de la salud aprende a través de proyectarse en el “otro”. Y presiento que aquí va ser un buen espacio para estar entre las personas; compartir, involucrarme, escucharlos, dialogar, en fin creo que mis expectativas son muchas, ya te iré escribiendo que acontece de estas vivencias.

Como te iba contando, el recorrido se hizo en auto, yo en algún momento le sugerí al Ingeniero bajarnos y caminar, pero él se excusó diciendo que tenía que regresar a trabajar y que todavía tenía que llevarme a la terminal de Tlaxcala.

La primera percepción que me lleve de la Unidad fue; viviendas en buen estado, fachadas agradables, una cancha de basquetbol en buen estado, cero grafitis, calles pavimentadas. Creí que todo estaba en perfectas condiciones, aunque claro como buena Promotora de la salud me hice una pregunta. ¿Hace falta conversar con la gente para conocer su percepción y su forma de vida dentro de la unidad? –Claro pensé- es el motivo por el cual estoy aquí. Hacer que la palabra de los vecinos sea escuchada, entablar un diálogo, como menciona Freire. No sólo hacerlo parte de un discurso sino realmente vivirlo.

La mirada que tengo como promotora de la salud me lleva a pensar que los problemas de salud de la gente tienen que ver con una serie de necesidades personales, así como factores sociales, económicos, políticos, religiosos y de toda índole que en muchas ocasiones no son tomados en cuenta a la hora de hacer trabajos en promoción de la Salud.

Sabes fue interesante para mí saber que ahora me involucraría con otros profesionistas que nada tenían que ver con hablar de la salud, desde el Modelo Médico Hegemónico, imperante en nuestros días, es decir no trabajaría con médicos, ni enfermeras, ni trabajadoras sociales, ni psicólogas,  sino por el contrario los profesionista acá serán; ingenieros y arquitectos, ¡qué tal! ¿eeeh?- Ahora ya no sólo serás el único ingeniero en mi vida, sino que ahora también tendré la oportunidad de aprender-me y reconocer-me en otros sujetos colegas tuyos. Además el hecho de contar con tu amistad y con tu forma de mirar los problemas creo que me será de gran ayuda para ir entendiendo e interpretando la complejidad de los mismos. Y así también poder vivir la experiencia de tal forma que pueda comprender y hablar de la relación de trabajo entre una Promotora de la Salud, Ingenieros y Arquitectos dedicados a las obras públicas.

 

Con estima y afecto desde tierras apizaquenses

Promotora de la Salud (BNL).
Licencia de Creative Commons
Cartas de una Promotora de la Salud a un Ingeniero Civil by Beatriz Noriega Luciano is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

(170)

Cartas de una Promotora de la Salud a un Ingeniero Civil
Promedio 4 votos 1 porcentaje 80%

2 comentarios en “Cartas de una Promotora de la Salud a un Ingeniero Civil

  1. Interesante por ser una compañera que va a la vanguardia de nuestra carrera lo interesante aqui es saber que experiencia le deja ,que aprendio y que aporto.

  2. Hola José Luis gracias por leerme y por las preguntas que te surgen al respecto.
    Por el momento te puedo compartir que fueron muchos los aprendizajes que me deja esta experiencia, lo iras leyendo a lo largo de las cartas que les compartire, sin duda creo que todo proceso es una manera de aprender en el quehacer del promotor de la salud. Las aportaciones desde la promoción de la salud talvez no las llegues a mirar a simple vista pero al leerme quizá las puedas identificar en el modo de relacionarme con “el otro”. Deseo que conforme me vayas leyendo tus preguntas te lleven a nuevas preguntas, después de todo creo que esa es la intención pues recuerda que no hay recetas para hacer promoción de la salud sino experiencias que se viven, se narran, se comparten y al mismo tiempo construyen nuevas formas de mirar la realidad.

    Deseo que me continúes leyendo y de esta forma tu mismo puedas descubrir los aportes ¿te parece?

    saludos..

Deja un comentario

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers:

Ir a la barra de herramientas