CULTURA INDIGENA Y DESARROLLO

 

 

 

CULTURA INDIGENA Y DESARROLLO

Salvador García Angulo / Oralia Cárdenas Zacarías

 

Dialecto-lengua

Es muy común llamar a las lenguas indígenas “dialectos” , como si fueran lenguas imperfectas. El dialecto es una variedad regional de una lengua (Larousse). El catalán es un dialecto del español; el náhuatl es una lengua, no dialecto de ninguna lengua. Este uso erróneo  involuntariamente demerita la calidad del lenguaje indígena..

Cuando llegamos en 1975 al Mezquital, era usual el nombre “otomí”. Ahora se usa cada vez más el nombre propio: hñahñu.   La recuperación de su nombre propio ha reforzado la identidad cultural de muchos pueblos indígenas: ñhañhu, purépecha, rarámuri,  wixárica.

En el Mezquital hay 29 municipios. La mayor parte tienen nombre en náhuatl., pocos en español, pero ninguno en hñahñu. Son resabios de las dominaciones aztecas y españolas.

Indio–Indígena

¿Indio o indígena? Preferimos indígena. A pesar de su parecido, no tienen nada qué ver entre ellos.  Tienen un origen totalmente distinto. “Indio” es la petrificación de un error de Colón cuando descubrió América. Su expectativa de llegar a la India le cerró los ojos a la realidad, y perdió el derecho de que América se llamara Columbia. El error se perpetuó por siglos: (Archivo de Indias decían los españoles). Sigue hasta la fecha. En cambio “Indígena” es una palabra proveniente del latín: originario del país, establecido en un país desde tiempo inmemorial (Larousse). Hay indígenas en Africa, Asia y hasta en Europa. Los indígenas de Canadá se llaman pueblos originarios:  “Cuando los franceses y los ingleses llegaron, nosotros ya estábamos aquí”

Indigenismo

Manuel Gamio, precursor y apóstol del indigenismo en México, afirmaba que la cultura indígena tenía pocos elementos que impulsaran el desarrollo de los pueblos. Más recientemente Héctor Aguilar Camín, intelectual orgánico del neo- liberalismo, repite el mismo diagnóstico adaptado a las tendencias actuales. Desde esta perspectiva peyorativa y racista, el indigenismo se concibe como el esfuerzo de la sociedad dominante por asimilar a los pueblos originarios a su propio sistema, que se considera a priori como el mejor. Por eso casi nadie habla de mejorar la cultura occidental dominante, con valores propios de los indígenas.

Nuestras experiencias y reflexiones

Nuestra experiencia de 37 años de trabajo en comunidades hñahñu del Valle del Mezquital y en contacto con otros pueblos indígenas,  nos ha mostrado que la realidad desprovista de prejuicios, es exactamente la contraria. Igualmente valiosas y en ocasiones superiores,  las aportaciones de las culturas indígenas a la cultura occidental.

Algunas enseñanzas de nuestra experiencia nos muestran algunos ejemplos del valor que los indígenas han aportado y aún podrían  aportar a la cultura nacional, si no estuvieran bloqueadas por el sistema político-cultural.  Pondremos algunos ejemplos:

Ecología:

La relación entre el hombre y la naturaleza podría inspirar un movimiento ecológico que diera contramarcha al terrible proceso de destrucción de los recursos naturales que se está llevando a cabo .

En la cultura indígena los recursos naturales son personalizados: “las nubes son amigos de los árboles, la lluvia es la plática entre ellos”. “La lechuguilla está cansada después de varios años de sequía, hay que dejarla descansar”. 

No es tolerable el desperdicio de los recursos naturales: se aprovecha la vaina de mezquite, rica en proteína y azúcar, para mejorar la alimentación. Ante la escasez de agua, se colecta la pluvial para regar hortalizas.

Organización comunitaria

Visitando algunas comunidades del altiplano ecuatoriano, nos percatamos que contaban con una panadería comunitaria. La atendían en forma voluntaria, por parejas que cambiaban cada quince días. Nos cuestionábamos: ¿cómo es posible que la misma forma organizativa se lleve en el Valle del Mezquital, con los molinos de nixtamal, a tal distancia y sin ninguna comunicación?  Un amigo brasileño que recién había estado en China nos dijo: No se olviden que los pueblos americanos son originarios de Asia, desde allá viene el sentido comunitario.

Al no reconocer la comunidad indígena como sujeto de derecho, la legislación nacional impide el desarrollo autónomo de las comunidades indígenas. Los molinos comunitarios tienen que registrarse como cooperativas, las uniones de comunidades como asociaciones civiles, rompiendo las estructuras indígenas. El respeto a las formas culturales es letra muerta.

Economía.

En la cultura indígena la economía es concebida en función de resolución de necesidades, no como medio de acumulación de beneficios. En vez de competencia se habla de colaboración.; la competitividad se llama eficacia y eficiencia.

Unas de las empresas con mayor éxito económico en el Valle son los balnearios de aguas termales. Cuando llegamos en 1975, sólo había pozas con piso de grava. Ahora existe un gran desarrollo de parques acuáticos, infraestructuras impresionantes, creación importante de empleo en las comunidades. La inversión para el desarrollo es autogenerada, reinvirtiendo las utilidades. No se ha requerido inversión de capitales externos, menos de capital extranjero. No se ha requerido de rescate de infraestructura, ni privatización.  En cambio las autopistas y los bancos  en México se privatizan, se rescatan cuando quiebran y se vuelven a rescatar, en una espiral descendente sin fin.

En una cooperativa de artesanas, que realiza sus asambleas mensuales en lengua hñahñu desde hace 36 años, en la primera asamblea se tomó el acuerdo de no repartirse las utilidades. Este derecho legal lo vieron como retroceso: “si nos organizamos en cooperativa para avanzar como grupo, al repartirnos las ganancias, ¿en qué las vamos a emplear? Lógicamente para resolver algunas necesidades, pero ya no juntas, sino cada quien por su lado. Vamos para atrás”

En una comunidad algunos extranjeros crearon una cooperativa de consumo según el modelo europeo.  Prestaba servicio sólo a sus socios. Sin querer rompía el tejido social indígena comunitario: dividía la comunidad entre los que tenían derecho al azúcar y los que no lo tenían.

Los cuestionamos: ¿Por qué importar modelos que son adecuados para una cultura individualista, como la europea, y dividir las comunidades indígenas, que son estructuras cooperativas en sí mismas?  Allá fue un avance, aquí un retroceso.

Marco jurídico

En la legislación mexicana, que tiene sus raíces lejanas en el derecho romano, en el caso de un asesinato se castiga al culpable con una severa pena de prisión. En algunas regiones indígenas se condena al asesino a  reparar el daño, manteniendo de por vida a la familia del finado.

 En la justicia oficial se crean dos “viudas”: la del asesino y la del asesinado. No hay restitución del daño.  ¿Cuál sistema es más racional?

En el derecho romano la  propiedad se concibe como “jus utendi et abutendi” (derecho de usar y sobreusar, o abusar). Si tú eres dueño de un manantial, puedes hacer lo que quieras con el agua.  En cambio la visión indígena se plasma en la Constitución de 1917: el agua, el petróleo, el espacio electromagnético  son propiedad de la nación. Los monopolios estaban prohibidos. Parece que ahora estos valores se están perdiendo.

Se planteaba en un círculo de estudio por qué había  para los opresores de los pobres tantos casos de impunidad. Un integrante del círculo opinó: “porque sólo donde hay dinero hay justicia”. Otro contestó: “Es al contrario: donde hay dinero hay injusticia”

Modelo político.

Los pueblos indígenas rechazan el modelo occidental de partidos. “Los partidos parten”  dicen. Cuando Salinas intentó privatizar la tierra, las comunidades del Valle reaccionaron con dureza. “Nuestros padres decían que la tierra es nuestra madre. Ahora viene este señor y nos dice que ya podemos vender a nuestra madre”

Una comisión invitó a todos los partidos a escuchar la opinión de los representantes comunitarios. Se presentaron sólo dos diputados federales. Los demás ´partidos no consideraron relevante la invitación.  Un indígena de Cardonal manifestó en la reunión:  “El que lleve a las cámaras nuestra opinión,  ése es nuestro diputado, no importa de qué partido sea”  Nos quedó claro que la democracia indígena no pasa por los partidos.

Medicina

Hay un proceso de desvaloración de la medicina indígena. Aunque los primeros españoles que conquistaron México se sorprendieron de la riqueza del conocimiento de las plantas medicinales y le enviaron al rey de España el Códice Badiano, actualmente se considera como brujería. Hemos constatado que muchas plantas tienen nombre diferente en cada lengua, pero las mismas propiedades y tratamientos.

Exhortación fraternal

Felicitamos a las muchachas y muchachos aquí presentes por tener la oportunidad de estudiar estas carreras  universitarias en su región, y al mismo tiempo decirles que un título de licenciado no es sólo para ponerlo en la pared de su casa, o que piensen que con eso ya van a poder ganar mucho dinero, o van a traer la solución a los problemas de las comunidades, y se pongan entre el que estudió en la universidad y sabe todo, y el que no estudió  y no sabe nada. Vayan con el espíritu de aprender todos de todos. Recuerden que las personas en las comunidades no son como cántaros vacíos que hay que llenar. Vayan con el espíritu de aprender de todo ese potencial de conocimientos que hay en las comunidades. Les aseguramos que eso les traerá muchas satisfacciones y se hará más fácil su trabajo

En las comunidades se van a enfrentar con problemas fuertes de caciquismo, paternalismo y rechazo a su cultura.  Sin embargo cuando se trabaja con la gente y se valoran sus propios conocimientos, se puede lograr un verdadero desarrollo.

No se olviden de su tierra, no se olviden de su pueblo.

 

Aquí puedes obtener la versión para impresión:

CULTURA INDIGENA Y DESARROLLO

 

 

 

 

 


 

Licencia de Creative Commons
CULTURA INDIGENA Y DESARROLLO by Salvador García Angulo, Oralia Cárdenas Zacarías is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Permissions beyond the scope of this license may be available at fonsemillas@hotmail.com.

(152)

CULTURA INDIGENA Y DESARROLLO
¡Ayudanos con tu opinión! califica este artículo por favor.

Deja un comentario

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers:

Ir a la barra de herramientas