Descubriéndome feminista

Descubriéndome feminista

“Entre el reflejo y la palabra”

Descubriéndome feminista

Ser promotora de la salud alternativa, incluir la perspectiva de género en mi quehacer profesional y lo que es más incorporar los aprendizajes derivados de mi formación a mi vida  como mujer, a mi entorno familiar, social e individual ha sido un proceso largo, complejo, doloroso y satisfactorio.

Asumirme frente a mí misma y frente a los otros como feminista ha tenido sus costos, esos costos que tiene una que pagar por transgredir la normalidad, lo natural. A mi manera y desde mi lugar en el mundo he tenido que aprender a vivir desde la resistencia, optar por el lado de la revolución, donde sin duda la más dura batalla la he tenido que librar conmigo misma.

feministaMe considero una mujer que creció en una familia tradicional mexicana, que durante su niñez soñaba con el tipo de cosas que se nos permite soñar a las niñas: encontrar a la pareja ideal, casarme, ser madre, etcétera eran las cosas que yo esperaba para mí cuando fuera adulta, sin embargo, con el tiempo algo pasó, alguna vez escuché que la historia podía ser diferente y aunque dudosa podía identificar en mí el deseo de descubrir ese nuevo mundo donde ser mujer me resultaba más inspirador y  me arriesgué, aunque en este trance descubrí que decidir ir contra corriente sería todo menos sencillo.

Comencé a leer sobre construcción de género, género, estereotipos y feminismo y al tiempo que leía me convencía de que lo que encontraba me emocionaba, me inspiraba y sobre todo me invitaba a cuestionar todo lo que yo había incorporado siempre a mi modo de vivirme como mujer. Fue así como mi formación en género acompañada de un trabajo reflexivo sobre mí misma me ha permitido transformarme como mujer, en este sentido hoy al menos estoy en la posibilidad de saber que ser mujer puede significar diferentes cosas, que vivir en pareja debería ser una elección y no una obligación para las mujeres, que no tener a un hombre a tu lado no es estar incompleta, que la maternidad no está hecha para todas las mujeres y que no ser madre no te anula como mujer.

Como promotora de la salud, este proceso me ha permitido alcanzar la claridad necesaria para saber que quiero que mi práctica profesional sirva en la medida de lo posible para minimizar las condiciones de opresión y control que el sistema patriarcal ejerce sobre las mujeres, entiendo también la responsabilidad que como promotora tengo de generar las condiciones pedagógicas necesarias que permitan a las personas reflexionar sobre su realidad, con la intención de generar cambios paulatinos que se reflejen en su capacidad para cuestionar su relación con el poder y por ende en el aumento de sus niveles de autonomía.

Y a ti ¿Cómo te ha cambiado la vida durante o después de tu formación como promotor/a de salud? Espero tus comentarios.

Licencia de Creative Commons
Descubriéndome feminista by Yasmin Guadalupe Vasquez Zagaceta is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

 

 

Licencia de Creative Commons
Imagen “El feminismo en mi vida” by Diana Yarely Vasquez Zagaceta is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

(93)

Descubriéndome feminista
Promedio 2.7 votos 3 porcentaje 53.33%

1 comentario en “Descubriéndome feminista

  1. Hola Yas, de nuevo me siento identificada.En el transcurso de la licenciatura y servicio social, me descubrí como una promotora de la salud alternativa, posteriormente al percibir los alcances de incorporar la perspectiva de género a mi vida personal y profesional, me asumí feminista.

    Mirar el mundo como mujer feminista y promotora alternativa, me cambio la vida (algunas personas por obvias razones piensan que el cambio fue negativo, yo sé que fui positivo, descubrí dos de mis grandes pasiones) ya que me confronté conmigo misma (en todos los aspectos), con las percepciones, opiniones, creencias, metas etc de las personas con las que interactuó cotidianamente.

    A la par de lo anterior, mirarme y mirar la vida de manera diferente descubrí que existen otras formas de ser mujer que permiten vivir de manera más autónoma, libre, y con las cuales una puede sentirse identificada pero sobre todo cómoda y plena.

    Profesionalmente me cambio al descubrir que fusionar mis dos pasiones me permitían, cuestionar, reflexionar e intervenir los problemas de salud de manera creativa, realista y significativa; mejorar mi rol al reinventarme cada que lo considero necesario; imaginar, trabajar en la creación y construcción de espacios posibles donde la realidad sea justa y confortable para la mayoría de las personas.

    Esos son algunos de mis cambios, y la verdad es grato saber que aún hay mucho que descubrir y aprender.

    Saludos.

Deja un comentario

The CAPTCHA cannot be displayed. This may be a configuration or server problem. You may not be able to continue. Please visit our status page for more information or to contact us.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers:

Ir a la barra de herramientas