Un episodio difícil

El día 4 de octubre, me encontraba trabajando con los jóvenes de la Brigada Zacatuches INJUVE, para ello Nelly (Nelly es una beneficiaria del programa y es psicóloga, prácticamente su función es participar en las actividades que les planteo y dar capacitación cuando le pido ayuda o es de su agrado darlas), ella actualmente les está impartiendo un taller de “Alfabetización Emocional”, con la finalidad de que conozcan y sepan manejar las emociones, el taller consiste en un intercambio de ideas, ella cuestiona a los chicos con las siguientes preguntas; ¿¨Qué es una emoción? ¿Cuántas emociones hay?, etc., a partir de esto ella utiliza dinámicas para hacer énfasis en las emociones y cómo es que estas juegan un papel importante en cada una de las personas.  Y bueno pues en el IMG-20151014-WA0000momento en el que ella se encontraba trabajando con sus compañeros, algunos de ellos en específico, Jenny, Benjamín, Jessi, Mayra, Daira, Toño, Yael y Sebas, quienes son beneficiarios míos, es decir en este momento soy su promotora a cargo, se encontraban jugando, en vez de poner atención a su compañera Nelly. Por lo que esto ocasionó un enfrentamiento entre ellos, yo al percatarme de esto trate de ser mediadora de la situación, aunque por dentro sentí gran decepción ya que a los implicados los aprecio y son jóvenes con los cuales comparto muchas cosas a parte de lo laboral, por lo que les pedí que esperaran al final para platicar con ello. Ya que yo esperaba que se comprometieran y respetaran el trabajo de su compañera, como siempre se los he pedido, ya que  en lo personal me gusta respetar el trabajo de los demás como me gusta que respeten el mío. Ahora veo que es importante idear una forma de trabajo la cual ayude a integrar a cada uno de los jóvenes, ya que por sus edades son diferente y demasiado hiperactivos, además de que es importante no tener grupos tan grandes de trabajo, ya que en ocasiones no puedes brindarles la atención adecuada.

Ya en el momento de la plática, les expuse mi molestia y mi inconformidad con su comportamiento, así que todos de alguna manera estuvieron tranquilos y aceptaron su culpa, aunque Benjamín fue el que más me cuestiono, ya que me dijo que porque sólo a ellos los regañaba, si había más de sus compañeros que no ponían atención, y que además se sentían excluidos por el resto del grupo y que consideraba que Nelly tenía una voz muy suave al momento de explicar, por lo que se perdía el interés en la capacitación, sin duda es lo que esperaba de Benjamín ya que él es así, y eso me gusta que los jóvenes no se queden callados ante algo que no les parece y que den sus puntos de vista, a partir de lo que saben y perciben. Una vez que intercambiamos ideas entre Benjamín y yo, concluimos en que ellos son muy buenos chicos y que tienen que apoyar a sus compañeros que se encuentran al frente de la actividad. Debo dejar en claro que no todos son facilitadores, y que en base a lo que los jóvenes estudian y dependiendo de los temas que veo con ellos los refuerzo con conocimientos y experiencia en el tema con jóvenes que considero son un apoyo para mí, en este caso Nelly. Ya que anteriormente me percate que les hacia falta de talleres de autoestima y considere que era mejor que un experto les diera la capacitación. Y bueno en el momento que ellos dan la capacitación yo soy un apoyo, me preparo con el tema para poder resolver dudas que en ese momento el facilitador no pueda.

Lo importante aquí es que después de que ellos me hicieron enojar, pero que en el transcurso de la plática, fui modificando mi actitud, logrando que al final ellos y una servidora termináramos sonriendo y planeando nuestra fiesta de fin de año. Yael hizo un comentario “Lo bueno es que Rosa, estaba enojada, ahora hasta con fiesta salimos, eres bien chida”.

En este momento, al inicio de la plática estaba muy molesta, conforme fue pasando el intercambio, algo dentro de mí me decía que me calmara, pues al final son jóvenes inquietos que buscan estas actividades para desahogarse de todas sus actividades entre semana o bien solo estan aqui porque les interesa la beca, así que un sin fin de ideas pasaron por mi cabeza, hasta que logre tranquilizarme y bueno además de que ellos son conscientes de que soy su autoridad y que ellos deben respetar lo que les digo, sin duda esto me agrado porque se noto el respeto que me tienen. Esto efectivamente me deja un aprendizaje y es que debo aprender a saber manejar cualquier situación que se me presente, debo plantear bien mis argumentos y no debo dejar que el coraje o la adrenalina que siento en ese momento me gane. Es importante mientras dialogas, que en tu mente estes generando una estrategia para dar la mejor solución posible o si no minimo tranquilizar las cosas para que ambas partes expresen su sentir.

Licencia de Creative Commons
Un episodio difícil by Rosario Romero Olamendi is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

(64)

Un episodio difícil
Promedio 5 votos 2 porcentaje 100%

Deja un comentario

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers:

Ir a la barra de herramientas