Aumento de la canasta básica y su impacto en la obesidad

Aumento de la canasta básica y su impacto en la obesidad

En este artículo analizaré el aumento de la canasta básica en México durante los 10 años y su posible vinculación como elemento responsable del aumento en la epidemia de obesidad.

La canasta básica es definida como el conjunto de bienes y servicios indispensables para que una familia pueda satisfacer sus necesidades básicas (Vergara y Díaz, 2012).

El Banco de México utiliza 80 productos que componen la canasta básica.  Entre los primeros 20 se encuentran los alimentos como la leche, tortillas, carne y huevo. Entre los energéticos se encuentran: gasolina, electricidad, gas doméstico y los de transporte: autobús urbano taxi, colectivo (Padilla, 2010).

En la siguiente tabla se muestran todos los productos de la canasta básica que el Banco de México utiliza.

Tabla 1

Bienes y servicios de la canasta básica utilizada por el Banco de México

Aceites y grasas vegetales comestibles Pasta para sopa Cardiovasculares
Agua embotellada Puré de tomate y sopas enlatadas Cremas para la piel
Arroz Refrescos envasados Dermatológicos
Atún y sardina en lata Retazo Desodorantes personales
Azúcar Tortilla de maíz Expectorantes y descongestivos
Bistec de res Electricidad Gastrointestinales
Café soluble Gas doméstico Jabón de tocador
Café tostado Larga distancia nacional Material de curación
Carne molida de res Línea telefónica Navajas y máquinas de afeitar
Cerveza Servicio telefónico local Nutricionales
Concentrados de pollo y sal Blanqueadores Otros medicamentos
Chiles procesados Cerillos Papel higiénico
Chocolates Detergentes Pasta dental
Frijol Estufas Servilletas de papel
Galletas populares Focos Aceites lubricantes
Gelatina en polvo Jabón para lavar Autobús foráneo
Harinas de trigo Licuadoras Autobús urbano
Hígado de res Pilas Bicicletas
Huevo Planchas eléctricas Colectivo
Jamón Refrigeradores Gasolina de alto octanaje
Leche evaporada, condensada y maternizada Suavizantes y limpiadores Metro o transporte eléctrico
Leche pasteurizada y fresca Televisores Taxi
Masa y harina de maíz Analgésicos Cuadernos y carpetas
Pan blanco Antigripales

Fuente: Padilla, L. P. (2010). De salarios mínimos, canastas básicas y otras incongruencias y males que padecemos. Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad.

 

En la tabla 2 se muestran los productos mínimos que deben adquirirse al mes para el desarrollo de una familia así como el costo de cada producto y el total de ello para comparar los costos mensuales con el salario mínimo.

Tabla 2

Productos mínimos que deben adquirirse al mes para el desarrollo de una familia

Productos incluido en la canasta básica Precio promedio en pesos
Cantidad Producto Precio
1 litro Aceite vegetal comestible 23.5
4 kg Arroz 66
2 kg Azúcar 20.34
2 kg Bistec de res 1.48
300 gr Café soluble 88.8
1 kg Carne molida de res 72
2 latas Chile procesado 18
½  kg Chocolate en polvo 16.8
½  kg Concentrado de pollo y sal 6.25
½  kg Crema 16
4 kg Frijol 92
4 cajas Gelatina en polvo 32.8
1 kg Harina de trigo 14.5
3 kg Hígado de res 90
1 caja Huevo 29.9
½  kg Jamón 29
4 garrafones de 20 litros Agua purificada 100
15 litros Leche 178.5
30 piezas Bolillo 36
2 kg Pasta para sopa 42
4 kg Retazo 80
12 kg Tortilla de maíz 82.8
Luz 200
2 tanques de 20 kg Gas 570
Teléfono 200
1 litro Blanqueador 7.3
1 paquete Cerillos 11
2 kg Detergente 43
1 kg Jabón para lavar trastes 17.7
1 caja Analgésicos, antibióticos y/o antigripales 20
2 piezas Desodorantes 42
4 piezas Jabón de tocador 37.6
20 rollos Papel higiénico 83
1 pieza Pasta dental 25
100 viajes Metro 200
4 Plumas, lápices, otros 8
Total: $2, 747.69

Fuente: Padilla, L. P. (2010). De salarios mínimos, canastas básicas y otras incongruencias y males que padecemos. Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad.

Como se observa en la tabla anterior, el salario mínimo que se tenía para el 2010 no pudo cubrir  la canasta básica. Para poder cubrirla  se necesitaban $2, 747.69 mensuales. Cabe señalar que en la tabla solo se CANASTA-BÁSICA-AUMENTA-COSTO-GOBIERNO-INCAPAZmuestran algunos productos básicos. Mientras tanto el salario neto mensual fue de $1644, por lo que al comparar el costo mensual con el salario mínimo observamos que no es suficiente para poder cubrir los productos mínimos de la canasta básica. Cabe destacar, que estos productos están destinados solo para dos integrantes de alguna familia. (ibíd.)

De acuerdo a los datos del 2006 y 2012 el precio de la canasta básica sigue en aumento y el salario mínimo real esta en descenso (ibíd.)

“Al comparar los incrementos del salario con los del índice general y de la canasta básica podemos apreciar la disparidad entre uno y otro si al salario nominal (salario mínimo diario percibido por los trabajadores) le descontamos el incremento de los precios (índice general) obtenemos el salario real” (Vergara y Díaz, 2012, p. 29).

Los productos que han mostrado mayor aumento en los precios son aquellos que son esenciales para la población de menores recursos económicos, entre algunos están: maíz, frijol, arroz y aceites. De acuerdo a la UNAM, recomienda una canasta definida como Canasta Alimentaria Recomendable (CAR) la cual incluye 24 productos. La del DF recomienda 46. Mientras el CONEVAL recomienda 38 productos para el sector urbano y 33 productos para el sector rural.

 

tabla 3

Costo de la canasta y salario mínimo

No. de productos Costo promedio

(pesos diarios)

No. de salario mínimos
Canasta alimentaria recomendable (CAR-UNAM) 24 88.5          1.5
Canasta alimentaria rural (CONEVAL) 33 94.5 1.6
Canasta alimentaria para el DF. 46 154.1 2.5
Canasta alimentaria urbana (CONEVAL) 38 143.2 2.3

Fuente: Vergara, G. R. Díaz, C. M. (2012) INPC, canasta básica y salario mínimo en México, 2006-2012. Revista de Análisis de Coyuntura Económica.

En el cuadro anterior y en el grafico 1 se puede observar que de acuerdo a los diferentes productos que conforman determinada canasta básica ninguna se pudo cumplir con el salario que se tenía para el año 2012, pues se necesita al menos más de un salario mínimo para poder cumplir con los productos señalados.

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) es un indicador que sirve para medir el cambio promedio de los precios en el tiempo a través de una canasta ponderada de bienes y servicios representativa del consumo de la familias urbanas de México (Centro de Estudios de las Finanzas Públicas, 2015).

Para febrero de 2014 la inflación afectó aquellas personas que perciben de 1 a 6 salarios mínimos (ibíd.).

Como es bien sabido, no se cumple con el salario que se estipula en el artículo 123 constitucional el cual establece que “los salarios mínimos que disfrutan los trabajadores serán generales o profesionales. Los primeros regirán en las áreas geográficas que se determinen; los segundos se aplicaran en ramas determinadas de la actividad económica o en profesiones, oficios o trabajos especiales. Los salarios mínimos generales deberán ser suficientes para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia en el orden material, social y cultural, y para proveer a la educación obligatoria de los hijos” (ibíd., p. 1)

Al pasar de los años el salario ha ido incrementando, sin embargo no quiere decir que con ello se puede adquirir mayores productos de la canasta básica, ya que el aumento del salario nominal no implica un aumento al salario real, es por eso que no se pueden obtener dichos productos, al contrario, cada vez se tienen menos acceso (Padilla, 2010).

 

 

Comparación entre el costo de la canasta alimentaria mensual por persona y el salario mínimo para el año 2015
Tipo de canasta alimentaria Costo mensual por persona de la canasta alimentaria Salario mínimo para el área geográfica A (pesos mensuales) Salario mínimo para el área geográfica B (pesos mensuales)
Urbana 1.315,06 1.962,8 1.862
Rural 938,01 1.962,8 1.862

Fuente: elaboración propia con datos del CONEVAL (2015) y de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (2015).

 

De acuerdo a estos datos podemos decir que el salario mínimo no puede cubrir las necesidades básicas de una sola persona y mucho menos de una familia de cuatro integrantes o más. Para el 2015 el valor de la canasta alimentaria rural fue de $938,01, mientras que para la urbana tuvo un valor de $1.315,06 y en cuanto al salario mínimo mensual del área geográfica “A” y “B” fue tan solo de $1.962,8 y $1.862 respectivamente. Un estudio realizado sobre la magnitud de la inseguridad alimentaria en México y su relación con el estado de nutrición demostró la correlación entre el trinomio pobreza-inseguridad alimentaria-obesidad. Por lo que al no contar con los suficientes recursos económicos, una familia no puede cumplir con los requerimientos nutricionales adecuados, siendo su última alternativa el consumo de los alimentos industrializados, por ser más accesibles.

Para Shamah, Mundo y Rivera (2014)

“estudios recientes han puesto de manifiesto que en México la población en pobreza satisface sus necesidades de consumo de calorías adquiriendo alimentos de bajo costo, altos en energía pero con un contenido deficiente de micronutrientes. De tal forma que los hogares cada vez con mayor frecuencia acceden a alimentos de alta densidad energética y de menor costo trayendo como consecuencia ganancias importantes en el peso corporal, pero con deficiencia en micronutrientes” (p. 84)

Para el 2016 el salario mínimo es de $73.04 y aunque este ha ido aumentando a largo de los años, también el costo de los productos se han incrementado, por lo que no ha sido suficiente para poder cubrir todas las necesidades básicas que se requieren para poder llevar una vida digna y una alimentación adecuada.

 

 

Bibliografía

  1. Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (2015). Boletín: evolución de la Inflación.
  2. Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (2015).
  3. CONEVAL (2015)
  4. Padilla, L. P. (2010). De salarios mínimos, canastas básicas y otras incongruencias y males que padecemos. Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad.
  5. Shamah, L. T., Mundo, R. V. y Rivera, D. J. (2014) La magnitud de la inseguridad alimentaria en México: su relación con el estado de nutrición y con factores socioeconómicos. Salud pública de México, vol.56.
  6. Vergara, G. R. y Díaz, C. M. (2012), INPC, canasta básica y salario mínimo en México, 2006-2012. Revista de Análisis de Coyuntura Económica.

 

Licencia de Creative Commons
aumento de la canasta básica y su inpacto en la obesidad by Anel Hernández Dorantes is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional License.

 

 

(163)

Aumento de la canasta básica y su impacto en la obesidad
Promedio 5 votos 1 porcentaje 100%

Deja un comentario

The CAPTCHA cannot be displayed. This may be a configuration or server problem. You may not be able to continue. Please visit our status page for more information or to contact us.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers:

Ir a la barra de herramientas