¿Quién cargará con el costo de la epidemia de obesidad?

¿Quién cargará con el costo de la epidemia de obesidad?

A lo largo de esta investigación se ha abordado lo que hay detrás de la obesidad en México. Como parte de ello se encuentra el aumento en el gasto del sector salud como resultado del aumento de la obesidad.

Las consecuencias de las reformas de corte neoliberal han llevado a que el Sistema de Salud se debilite y pronto los gastos correrán a cuenta de la población, lo que conlleva a que aumente el gasto de bolsillo[1] y derive en un gasto catastrófico[2].

 

Como se ha estado exponiendo, la obesidad se ha convertido en un problema de salud que ha pasado a ser un problema de  los estratos más altos para pasar a ser un indicador de pobreza en los países desarrollados, en donde aún coexisten graves problemas de nutrición (Mercado y Vilchis, 2013).

La OMS señala que en 2010 había 43 millones de niños de cinco años que tenían sobrepeso, de los cuales 35 millones vivían en países en vías de desarrollo y 8 millones en las naciones desarrolladas, por lo que se reafirma el hecho de que la obesidad está afectando a la población más marginal (Aguirre, 2012).

Las graves secuelas que deja el sobrepeso y la obesidad es la aparición de enfermedades no transmisibles, como la diabetes mellitus tipo 2 y la hipertensión arterial que llevan a la complicación del estado de salud de las personas (Dávila, González y Barrera, 2014)

Costos de la obesidad

Los costos de la obesidad en escolares son menores, sin embargo se incrementan gradualmente cuando se alcanzan la edad adulta.

Galindo y colaboradores (2011) estiman que al año ocurren 400 000 muertes en Estados Unidos de Norte América ocasionados por el sobrepeso y la obesidad,  por lo que el costo  en atención a la salud y costos atribuidos a la obesidad es de 117 billones de dólares.

La obesidad costó entre 82 y 98 mil millones de pesos lo que equivalió al 73% y 87% del gasto programable en salud del 2012. Considerando solo los costos atribuibles por la diabfotografía por AmarADestiempoetes.

En México el costo estimado de las enfermedades causadas por la obesidad es de 3500 millones de dólares anuales aproximadamente. El costo estimado para las enfermedades adjudicadas al sobrepeso y la obesidad ha aumentado un 61% de 2006 a 2008, al pasar de 26, 283 millones de pesos a por lo menos 42, 246 millones de pesos. Se estima que para el 2017 se alcance los 77, 919 millones. Mientras que el costo indirecto ha aumentado por la pérdida de productividad por la muerte atribuida al sobrepeso y obesidad de 9,146 millones de pesos en el 2006 a 25, 099 millones de pesos en el 2008.  El costo total del costo directo e indirecto de la obesidad fue de 35, 429 millones de pesos en el 2000, para el 2008 fue de 67, 345, en el 2017 se estima que el costo será de 150, 860 millones de pesos (ibíd. y Barrera, Rodríguez y Molina, 2013).

El costo social de las personas que padecen diabetes a causa del sobrepeso y la obesidad ha sido al perder el 3.1% de su tiempo laboral por su padecimiento. Mientras aquellos que padecen diabetes más algunas complicaciones han perdido el 4.94% (IMCO, 2015).

 

[1] El gasto de bolsillo de salud es la erogación en hospitalización, procedimiento ambulatorios y medicamentos (Laurell, 2013).

[2] Se considera un gasto de bolsillo “catastrófico” cuando supera el 40% de la capacidad de pago del hogar definida como el ingreso total del hogar menos el nivel de gasto necesario para cubrir necesidades básicas de subsistencia (Laurell, 2013).

 

A continuación se presenta un cuadro donde se muestran los costos de los tratamientos médicos de acuerdo a la edad. Se nota que el grupo de edad de 50-59 años tiene un mayor costo con $20, 243, 545, 978. En cuanto a la pérdida en ingresos por morbilidad por diabetes  se registró $3, 282, 532,906 en este rango de edad.

 

Indicadores económicos, calculadora por  El Instituto Mexicano para la Competitividad A.C. (IMCO)  e el año 2012.
Grupos de edad Costos de tratamiento médico Pérdidas en ingreso por mortalidad Pérdida en ingresos por morbilidad
Sólo diabetes Diabetes más varias complicaciones Diabetes más una complicación
20-29 $712,572,793 $431,836,949 $735,226,151 $948,176,556 $2,019,718,787
30-39 $6,287,688,025 $1,379,538,816 $1,931,636,924 $2,491,114,934 $5,306,344,691
40-49 $16,753,524,695 $3,523,367,315 $2,957,503,949 $3,814,113,390 $8,124,474,733
50-59 $20,243,545,978 $4,267,547,743 $3,282,532,906 $4,233,283,514 $9,017,352,509
60-69 $10,999,985,347 $411,029,732 $519,498,944 $669,966,267 $1,427,100,731
70-79 $5,582,723,591 $0 $0 $0 $0
80-89 $1,914,600,467 $0 $0 $0 $0
90-97 $5,582,723,591 $0 $0 $0 $0
Total $62,853,698,548 $10,013,320,555 $9,426,398,875 $12,156,654,660 $25,894,991,450

Fuente: Instituto Mexicano para la Competitividad A. C. (2015). Kilos de más, pesos de menos

 

 

El salario perdido diario por el número de días de ausencia por causas relacionadas con diabetes más sus complicaciones es de 44.3 días.

En cuanto a las horas laborales perdidas al año de aquellas personas que solo padecen diabetes han perdido 312, 142, 095 horas, equivalente a 143,335 trabajadores.  Los  costos pueden recaer en las empresas, para aquellos trabajadores asegurados, o directamente sobre las familias porque los empleadores les descuentan los días que faltan o dejan de recibir un ingreso en caso de que sean autoempleados (ibíd.)

Tiempo laboral perdido a causa de la diabetes por SPyO

Escenario Horas laborales perdidas al año Equivalencia en número de trabajadores % de empleos generados en 2014
Sólo diabetes 312,142,095 143,335 25%
Diabetes más varias complicaciones 402,550,720 184,851 32%

 

Diabetes más una complicación 857,476,646 393,753 68%
Fuente: Instituto Mexicano para la Competitividad A. C. (2015). Kilos de más, pesos de menos

 

 

 

A continuación se presenta un cuadro donde se muestran los costos en salud de la diabetes mellitus tipo dos y la hipertensión arterial así como sus complicaciones. Se observa un enorme aumento entre los costos. En el 2015 el diagnóstico rutinario de la diabetes mellitus tipo 2 costó $3, 691, lo que para el 2050 costará $8, 127, 253. En el caso del diagnóstico rutinario de la hipertensión arterial, en el 2015 fue de $53, 274, este costo pasará a ser de $49 550 404 en 2050 (Galindo et al., 2011).

 

 

 

Costos Entre Población Obesa en Años Seleccionados.

(Miles de Pesos)

Costa de la DM2 y sus complicaciones Costo de la HTA y sus complicaciones
Atx DM2 + DM2 + DM2 + Atx
Año Rutinaria

DM2

neuropatia nefropatia Retinopatia DM2 +

lAM

DM2 +

EVC

rutinaria

HTA

HTA +

lAM

HTA +

EVC

2015 $3 691 $30 $98 $11 $128 $41 $53 274 $21 543 $40 409
2025 $302 982 $2 475 $8 030 $883 $10531 $3 366 $4 341 043 $1 733 046 $292 764
2035 $997 840 $8 151 $26 446 $2 909 $34 684 $1 1 086 $13 749 635 $5 435 943 $10 429 363
2050 $8 127 253 $66 389 $215401 $23 69 1 $282 495 $90 293 $49 550 404 $18 531 949 $37 584 935

Fuente: Garduño, E., Morales, C. G., Silvia, Martínez, V. S., Contreras, H. I., Flores, H. S.,  Granados, G. V.,  Rodríguez, O. E. y  Muñoz, H. O. (2008). Centro de Estudios Económicos y Sociales en Salud, Hospital Infantil de México, Vol. 65, enero-febrero.

Nota                                                                                                                                                                                          

DM2: diabetes mellitus tipo 2

lAM: infarto agudo al miocardio

EVC: enfermedad vascular cerebral

HTA; hipertension arterial

  • Nota: La suma de los casos puede no coincidir con el total por el redondeo de cifras

 

 

Costos individuales

Un estudio realizado en un caso real de un sujeto que sufre diabetes y no cuenta con ningún tipo de seguridad social se ve obligado a recurrir a un seguro privado. El costo total de la diabetes y sus complicaciones serían de  $1, 976, 054 pesos (ibíd.).

“Un mexicano promedio no podría cubrir estos costos. Incluso si el enfermo siguiera trabajando después de los 65 años, acumularía un ingreso de $1, 856, 880 pesos (considerando el salario promedio anual de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo). Esta cifra apenas alcanza para cubrir el 88% del costo total que requeriría el tratamiento necesario” (ibíd., 2015 p.11).

Cabe recalcar que el 49% de la población con diabetes no está diagnosticada y el 66% no tienen acceso a los servicios de salud, de tal manera que los gastos por complicaciones del sobrepeso y obesidad correrán a cargo de las familias, por lo corren el riesgo de  sufrir un gasto de bolsillo catastrófico.

 

Costos en los niños

La población infantil que padece obesidad está aumentando, de igual manera los costos acumulados por las enfermedades causadas por la obesidad, como es la diabetes tipo 2 e hipertensión arterial.  En el siguiente cuadro se presentan  los casos totales de obesidad, diabetes tipo 2 (DM2) e hipertensión arterial (HTA) Para el 2050 el 42,5% de la población total padecerá hipertensión arterial, mientras que la prevalencia de la diabetes será de 10.6% (Galindo et al., 2011).

 

Si los costos se mantienen como se han estado mencionando aunado a las reformas de salud que se han impuesto a lo largo de la historia,  es probable que las familias sean las responsables de cubrir todos los gastos ocasionados por la obesidad, al no contar con un servicio de salud que pueda cubrir todas sus necesidades.

Cuadro
Casos Totales de Obesidad Con DM2 y HTA en años Seleccionados, en niños de México
Población con obesidad Casos acumulados de DM2 en población obesa Casos acumulados de HTA en población obesa
Año Total Niños Niñas Total Niños Niñas Total Niños Niñas
2006 1 402 767 742 917 659 849
2015 2 516 088 1 631 615 1 184 473 502 274 228 4759 2964 1796
2025 4 398 455 2 204 927 2 193 529 41 250 21 518 19 732 387 830 232 668 155 162
2035 6 300 981 2 580 496 2 735 368 135 853 68 417 67 436 1 228 397 715 969 512 428
2050 10 416 775 4 796 478 5 620 297 1 106 501 492 8 86 613 616 4 426 851 2 163 352 2 263 499

Fuente: Garduño, E., Morales, C. G., Silvia, Martínez, V. S., Contreras, H. I., Flores, H. S.,  Granados, G. V.,  Rodríguez, O. E. y  Muñoz, H. O. (2008). Una mirada desde los Servicios de Salud a la Nutrición de la niñez mexicana. lll. Carga Económica y en Salud de la Obesidad en Niños mexicanos. Proyecciones a Largo Plazo, Centro de Estudios Económicos y Sociales en Salud, Hospital Infantil de México, 65, enero-febrero.

 

De acuerdo a los  dados por la  Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), para el año 2020, dos terceras partes de la población mexicana tendrán sobrepeso y obesidad. Por lo que señala Dávila, González y Barrera (2014) que los proyectos y programas de salud tendrán que ser rentables y exitosos para poder frenar esta epidemia.

 

Privatización del sistema Nacional de Salud

Desde 1980 México ha sufrido varias reformas de tipo estructural en el sistema nacional de salud, con el fin de descentralizar los servicios de salud y mercantilizar la salud, la salud se comienza a ver como un bien privado (López y Blanco, 2007).

La primera reforma de salud diseñada por el Banco Mundial fue en 1993, con ella se generó una desprotección en salud y se incrementó el gasto de bolsillo, por lo que hubo un descontento social. Esto llevó a generar una segunda reforma de salud llamada “aseguramiento universal”  lo cual llevaría a que hubiera equidad para todos y evitar a las familias los gastos catastróficos.

“El panorama cambió radicalmente con las crisis sucesivas y los ajustes estructurales en los años ochenta. El creciente desempleo, el empleo precario y la depresión tajante de los salarios minaron las bases mismas de las instituciones de seguro social e hicieron crecer aceleradamente la población sin acceso a sus servicios de salud. Simultáneamente, se recortó drásticamente el gasto social incluyendo al gasto en salud” (Laurell, 2013, p.21.)

 

El Producto Interno Bruto (PIB) es un indicador que permite cuantificar el gasto que el Estado destina al sector salud. Se observa que en el periodo de 1982 a 2004 ha decrecido de 3.7% a del PIB  a 2.7% (López y Blanco, 2007)

Las familias que no cuentan con ningún servicio de salud son las que menos recursos económicos tienen y las que más recursos destinan de sus gastos de salud.

Sin embargo, los montos financieros son más importantes en unos estados que en otros y no guarda relación con el gasto per-capita ni mucho menos con las necesidades de salud de cada población. El gasto en salud de las familias a veces constituye de 1-3 salarios mínimos cuando, llegan a a ganar en el mejor de los casos de 1-2 salarios mínimos. Por lo anterior la protección financiera por parte del gobierno queda entredicha pues los gastos de bolsillo siguen en aumento así también como la inequidad y la inaccesibilidad  (Arredondo y Recaman, 2003).

 

Las reformas han comenzado a segmentar a la población, afectando a los de escasos recursos. Este sector tendrá el acceso a un paquete básico de salud y la población con ciertos ingresos podrá acceder a distintos niveles de atención médica a través de los seguros médicos privados. Este cambio fue promovido por el Programa Nacional de Salud 2000-2006. Esta reforma influyó negativamente en cuanto a la cobertura, ya que pasó de 12.9% en los años ochenta a 1.4% en los noventa (Tamez y Valle 2005).

Hasta el momento la reforma de salud ha sido un proceso que no se ha concluido. En el 2004 se introdujo un seguro médico voluntario, el Seguro Popular, creado para las personas que no cuentan con seguro social laboral, el cual ofrece un paquete de servicios llamado Catálogo Universal de Servicios de Salud (CAUSES) muy inferior a los seguros médicos de los institutos social y laboral y solo incluye un reducido número de enfermedades de alto costo (Laurell, 2013).

 

Conclusión

La firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte ha sido factor fundamental para llevar al país a padecer diversas crisis económicas, lo que ha desencadenado también una crisis alimentaria. Donde las grandes industrias se apoderan de la economía del país. Estas empresas trasnacionales juegan un papel importante, al aprovecharse de la inseguridad alimentaria que se ha vivido desde entonces. Con la introducción de sus diversos productos mediante sus spots que impactan  en el consumo y más aún, la tremenda accesibilidad que la   población tiene a estos alimentos. Con la inseguridad alimentaria en la que nos encontramos no hay opción más que el consumo de estos alimentos,  ya que la canasta básica está por encima del salario mínimo por lo que hace inaccesible los productos de la canasta básica.

Otro factor que se ha vuelto fundamental en el consumo de productos industrializados,  es la falta de tiempo para la preparación de platillos por las largas jornadas laborales que demandan los empleos.  Además las largas jornadas de trabajo pueden desencadenar estrés y mala calidad del sueño.

Todos estos problemas son elementales para  el desarrollo de la epidemia de  obesidad que se vive en la actualidad.

Como principal responsable de la epidemia de la obesidad es el  Estado por permitir la entrada  de empresas trasnacionales y por no regular la infinidad de sus productos,  productos altamente dañinos que ponen en riesgo nuestra salud.

Generalmente los productos ofertados por el mercado son consumidos por los sectores más pobres, por no tener acceso a los alimentos de la canasta básica. Dichos productos son consumidos porque les resuelve su problema de saciar su hambre.  Con el paso del tiempo ya no solo será el problema de la desnutrición sino también el sobrepeso y la obesidad y las enfermedades asociadas a ello, por el excesivo consumo de los alimentos altamente calóricos.

Los costos de las enfermedades asociadas a esta epidemia son muy altos.  Con las reformas de salud que se han dado a fin de mercantilizar la salud, los únicos expuestos serán de nueva cuenta aquellos que menos recursos tienen y para entonces ya no habrá seguridad social, por lo que se verán obligados a acudir al sector privado y terminarán pagando lo provocado por el Estado y por las grandes empresas transnacionales.

 

Bibliografía

  1. Aguirre, Q. J. (2012). El reto de la Obesidad Infantil en México. Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública. n. 133, 1-44.
  2. Arredondo, A. Recaman, A. (2003). El Financiamiento de la Salud en México: Algunas evidencias Para las Políticas del Sector. Hitos de Ciencias Económico Administrativas, 23, 9-16.
  3. Beltrán, G. F., Saldívar, G. A., Vázquez, N. F. y Martínez, P. G. (2014) Obesidad, Diabetes Mellitus y Pobreza. Medicina Salud y Sociedad Vol. 4 No. 2
  4. Dávila, T. J., González, I. J y Barrera, C. A. (2015). Panorama de la obesidad en México. Rev Med Inst Mex Seguro Soc., 53(2), 240-249.
  5. Galindo, G. C., Juárez, M. L., Shamah, L. T., García, G, A.,  Ávila C. A. y  Quiroz, A. M. (2011). Conocimientos en nutrición, sobrepeso u obesidad en mujeres de estratos socioeconómicos bajos de la Ciudad de México. Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, 61(4).
  6. Garduño, E., Morales, C. G., Martínez, V. S., Contreras, H. I., Flores, H. S., Granados, G. V.,  Rodríguez, O. E. y  Muñoz, O. (2008). Una mirada desde los servicios de salud a la nutrición de la niñez mexicana. III. Carga económica y en salud de la obesidad e niños mexicanos. Proyecciones a largo plazo. Centro de Estudios Económicos y Sociales en Salud, Hospital Infantil de México, Vol. 65, enero-febrero.
  7. Instituto Mexicano para la Competitividad A. C. (2015). Kilos de más, pesos de menos.
  8. Ladino, M. L., Sepúlveda, V. N. (2013). Puntos de impacto entre la problemática del siglo XXI: obesidad infantil. Revista Gastrohnup, Volumen 15(1).
  9. Laurell, C. (2013). Impacto del Seguro Popular en el sistema de salud mexicano, CLACSO, Buenos Aires.
  10. López, O. y Blanco, J. (2007). Las Vertientes Privatizadoras del Seguro Popular de Salud en México, 1.
  11. Mercado, P., Vilchis, G. (2013). La obesidad infantil en México. Alternativas en Psicología. Universidad Iberoamericana, 28, 49-57.
  12. Tamez, S. y Valle, R. (2005). Desigualdad social y reforma neoliberal en salud. Revista Mexicana de Sociología, 2, 321-356.

 

 

Licencia de Creative Commons

¿Quién cargará con el costo de la epidemia de obesidad?  by Anel Hernández Dorantes is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional License.

 

 

(124)

¿Quién cargará con el costo de la epidemia de obesidad?
¡Ayudanos con tu opinión! califica este artículo por favor.

Deja un comentario

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers:

Ir a la barra de herramientas