Otra forma de percepción

En mi artículo pasado hice un primer acercamiento a mi práctica como promotora de la salud, ahí presenté mi trabajo del cual hablaré en las siguientes publicaciones, dije que se trata de un proyecto virtual de promoción de la salud centrado en las personas con discapacidad visual. Para este artículo considero importante brindar un panorama general sobre las personas con discapacidad visual y su contexto, con el fin de que haya un acercamiento a su realidad y posteriormente se tenga un mejor entendimiento de lo que hablaré en las siguientes publicaciones.

Seguramente alguna vez te has preguntado ¿cómo es la percepción de las personas con discapacidad?, ¿cómo realizan sus actividades cotidianas? o simplemente te has encontrado con alguien con discapacidad visual y has querido ayudarlo pero no sabes cómo. Pues a continuación abordaré estas interrogantes e intentaré dar una respuesta viable.

Pero ¿de qué manera esta ligado el conocer parte del contexto de las personas con discapacidad visual con la promoción de la salud? Porque para que podamos generar procesos de promoción de la salud centrada en las personas, en primera instancia, debemos acercarnos y conocer su contexto social, histórico y cultural; y posteriormente, partiendo de sus necesidades, podremos generar procesos de promoción de la salud que desemboquen en un aumento en los niveles de salud de las personas. Por ejemplo: yo noté que a las personas con discapacidad visual se les discrimina constantemente, ante esto, como promotora de la salud, me propuse generar procesos que les permitan a las personas con discapacidad visual identificar la discriminación, tomar acciones que los lleven a exigir sus derechos y eviten reproducir esta discriminación con otras personas con discapacidad visual.

La información que comparto a continuación la construí a partir de la convivencia que he tenido con personas con discapacidad visual, y la investigación que realicé en mí trabajo recepcional de licenciatura.

A qué nos referimos cuando decimos una persona con discapacidad visual

Persona con discapacidad visual

Generalmente tendemos a pensar que una persona con discapacidad visual es una persona ciega, pero esto no necesariamente es así, debido a que el término personas con discapacidad visual engloba a las personas débiles visuales y a las personas ciegas.

Una persona débil visual es aquella persona que presenta “una visión insuficiente, aún con los mejores lentes correctivos, para realizar una tarea deseada” (Diario Oficial de la Federación, 2012). Esto significa que las personas con debilidad visual tienen su visión lejana limitada y su visión fina deteriorada, por tanto presentan dificultades para ver y distinguir objetos de cerca o de lejos, leer artículos con letras pequeñas o diferenciar colores.

Alguien ciego no tiene resto visual y por tanto no puede percibir sombras, colores o cosas visuales, en pocas palabras no ve nada. Aunque hay personas ciegas que pueden desarrollar la habilidad de percibir y distinguir los colores a partir del calor que éstos emiten.

Una parte del iceberg

Las personas con discapacidad visual valen lo mismo que las personas que ven y  por tanto tienen los mismos derechos y obligaciones, pero en la realidad no es así. Pese a que se han generado muchos documentos jurídicos vinculantes y no vinculantes a favor de los derechos de las personas con discapacidad, no se han cumplido plenamente porque aún falta generar las condiciones para que dichos documentos puedan llevarse al acto, por ejemplo:

  • En las escuelas no existen las condiciones para que un alumno con discapacidad visual aprenda de forma plena.
  • En la mayoría de empleos no contratan a personas con discapacidad visual y si lo hacen no les brindan oportunidades reales de desarrollo laboral.
  • Las construcciones no se hacen tomando en cuenta las necesidades reales de las personas con discapacidad visual, es difícil que en los edificios se encuentren adaptaciones funcionales como señalamientos en braille o canaletas que estén bien ubicadas.
  • Con lo que respecta a las tecnologías, la mayoría quedan fuera del alcance de las personas con discapacidad visual debido a sus altos costos.

Lo anterior, el rechazo por parte de una sociedad no inclusiva y una falta de empoderamiento y apoderamiento por parte de las personas con discapacidad visual, ocasiona que las personas ciegas y débiles visuales sufran constantemente discriminación y violación a sus derechos humanos.

 ∗

Percepción de un sujeto con discapacidad visual

En primera instancia diré que es difícil establecer una percepción universal de las personas con debilidad visual, ya que su percepción variará dependiendo del grado de perdida visual que presenten, pero puedo decir que hay personas débiles visuales que pueden percibir sombras borrosas, algunos colores, figuras tenues, algunas pueden ver mejor de noche que de día; pero es difícil que una persona débil visual pueda percibir detalles de un objeto o persona, pues su resto visual es insuficiente. Debido a que una persona débil visual puede percibir algunas imágenes, hay personas normovisuales que piensan que estos sujetos si ven, pero que está fingiendo para sacar alguna ventaja, pero esto no necesariamente es cierto.

Leer másOtra forma de percepción

(802)

Otra forma de percepción
Promedio 4.8 votos 22 porcentaje 96.36%

Un acercamiento a mi práctica como promotora de la salud

Braille

Sobre

Soy Rubí Martínez Luna, licenciada en Promoción de la Salud con mirada crítica. Me forme en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) y estoy en una búsqueda constante de conocimiento para mejorar mi práctica. Me rijo por valores como: libertad, honestidad, igualdad, amor, respeto, solidaridad, felicidad, responsabilidad, fé. Soy disciplinada en lo que hago, me gustan los retos y estoy en contra de la discriminación, la hipocresía y la injusticia social. Aborrezco la idea de que “no hay nada que hacer para mejorar nuestra sociedad y así nos vamos a quedar”.

La promotora de la salud que llevo dentro

Me defino como una promotora de la salud emancipadora (PSe) centrada en las personas, ya que siento que esta forma de hacer promoción de la salud respeta al otro, no transgrede su autonomía y tiene mucho que ofrecerle sin que limite sus capacidades humanas. Además esta forma de hacer promoción de la salud no busca que el promotor de la salud dicte una serie de pasos en donde le diga al sujeto en qué está mal y en qué está bien, sino que lo acompaña en el proceso que lo llevará a desarrollar sus capacidades humanas e incrementar sus capitales, al tiempo que reformula su proyecto de vida y adquiere autonomía. Entonces, la tarea del promotor de la salud es la de generar las condiciones para que el otro logre su propio proceso de PSe.

Mi momento

En qué estoy

Estoy llevando a cabo un proceso de aprendizaje de la metodología de promoción de la salud crítica, para ello estoy realizando un proyecto real de promoción de la salud centrado en las personas. Este proyecto cobrará vida  a partir de la creación de un blog virtual dirigido a personas con discapacidad visual y en general a personas que estén interesadas en el tema; ahí pretendo generar las condiciones para que personas con discapacidad visual exijan sus derechos, identifiquen en qué circunstancias se les está discriminando, se hagan escuchar y sean tomados en cuenta.

De dónde vengo

Acabo de terminar mis estudios de la licenciatura en Promoción de la Salud y vengo de una búsqueda constante por adquirir nuevos aprendizajes que me llevaran a ser una mejor promotora de la salud. Dicha búsqueda la emprendí porque me sentía incompleta, ahora esta sensación se ha llenado en algunos aspectos, pero en mí se han generado nuevas dudas.

Elegí ejercer una promoción de la salud emancipadora centrada en las personas porque pienso que cada persona es libre de decidir sobre sí y por tanto, capaz de llevar a cabo su propio proceso de promoción de la salud, además, siento que la promoción de la salud no es algo que le puedas enseñar al otro, sino que es algo que el otro tiene que estar dispuesto a aprender por su cuenta.

Hacia dónde voy

Quiero contribuir como promotora de la salud a forjar una sociedad mejor, con menos violencia, violación a derechos humanos, deshumanización. Sé que para que las cosas cambien hay que contribuir.

Con respecto al proyecto que estoy realizando, en unas cuantas sesiones daré vida al blog que he estado planeando. Espero que satisfaga plenamente las expectativas, aunque creo que para ello tendré que realizar muchas modificaciones que se adapten a las necesidades y demandas que vayan surgiendo en el blog; a esta tarea de realizar modificaciones y aprender de los errores de forma reflexiva, la evalúo como positiva ya que si queremos que algo funcione y evolucione no podemos dejar que se deteriore o que se estanque, debemos renovarlo y nutrirlo constantemente para poder ver cambios significativos.

En qué consiste mi proyecto del que voy a hablar en las siguientes publicaciones

Es un proyecto real de promoción de la salud emancipadora centrada en las personas, consta de la realización de un espacio virtual (blog) para personas con discapacidad visual y en general para personas que estén interesadas en el tema, donde se trabajarán diversos temas que giren entorno a la discriminación y violación de derechos hacia las personas con ceguera.

Se pretende que este espacio virtual contribuya a que personas con discapacidad visual aumenten sus niveles de salud. Pues se espera que a través de la interacción con el blog, los sujetos inicien un proceso de reflexión-acción para que identifiquen los doxas que les han impuesto, la huella que éstos han dejado en ellos y  a partir de ello puedan transformar estas huellas en conocimiento que les permitirá ganar autonomía, de esta forma, con el tiempo, serán ellos quienes exijan sus derechos, desarrollen sus capacidades humanas y dirijan sus procesos de promoción de la salud.

Para ello, el profesor David García me ha ayudado a plantear tres aspectos importantes para el blog:

  1. Poner a disposición del otro información relevante para identificar, comprender, explicar e  intervenir sobre los problemas de discriminación hacia personas con discapacidad visual.
  2. Proveer un andamiaje reflexivo que permita contextualizar la información del punto anterior en el contexto de los participantes, y en ellos mismos.
  3. Proveer un andamiaje reflexivo que permita la transformación de experiencias en conocimientos, la identificación de supuestos ocultos en las prácticas y la reinvención autónoma del proyecto.

Leer másUn acercamiento a mi práctica como promotora de la salud

(741)

Un acercamiento a mi práctica como promotora de la salud
Promedio 5 votos 22 porcentaje 100%

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers:

Ir a la barra de herramientas