Mi proceso de formación como promotora de la salud

Tal vez ustedes, promotores de la salud, alguna vez se han preguntado:doubt-539986__180

  • ¿Cuál es el camino que debo seguir para llegar a ser buen promotor de la salud?
  • ¿Por qué nadie me dice que tengo que hacer como promotor de la salud?
  • ¿Cuál es mi identidad como promotor de salud?

Seguramente sí, pero como se habrán dado cuenta, nadie les ha dado una respuesta concreta, esto se debe a que no existen respuestas correctas a estas interrogantes, ni hay un manual que dicte qué pasos seguir para ser buenos promotores de la salud; ustedes deben buscar las respuestas en su propia formación, ya que cada promotor de la salud es único y por tanto forja su propia metodología de acuerdo a sus principios, valores, intereses, práctica, etcétera.

Así que les extiendo la invitación a que lean mi artículo, donde comparto  parte de mí historia como promotora de la salud con la finalidad de que se detonen en ustedes más interrogantes y, si así lo desean, aprendan de mí experiencia.

 

Mi búsqueda como promotora de la salud

Cuando comeconfusion-311388__180ncé a estudiar la carrera de Promoción de la Salud (PS) en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), las cosas eran un poco confusas porque para mí esta carrera era nueva e innovadora, y lo único que sabía de ella era lo que había leído en el plan de estudios de la UACM, pero eso fue suficiente para que me enganchara y decidiera estudiarla. Luego, en ciclo básico y una parte del ciclo superior, comencé a tener muchas dudas, ya que las materias me llevaron a cuestionarme sobre el quehacer real de la promoción de la salud, puesto que  tomábamos materias como célula, introducción a la física, cuerpo humano, bioestadística, nutrición, salud pública, crecimiento y desarrollo; de hecho llegué a cuestionarme sobre si la carrera era similar a la carrera de medicina o a la de enfermería.

Pero esas interrogantes que estaban presentes todo el tiempo en mí, me llevaron a darle sentido a las materias que yo creía formaban parte de otras carreras, me di cuenta de que cada una de las materias que tomé contribuían a ampliar mi visión como promotora de la salud (aportaban diferentes formas de mirar y entender la salud), vi que cada una tenía elementos importantes que sí se veían como un todo, podían ampliar la forma en la que miraba los problemas de salud de los sujetos, incluso contemplar factores que siempre quedan fuera debido a que cada disciplina tiene una visión distinta de salud y esto puede llegar a contraponerse con las otras disciplinas.

Luego sentí un vacío y quise saber cómo estaba determinada la Promoción de la Salud y cuál era mi identidad como promotora de la salud. Pero conforme avanzaba en los cursos, parecía que estaba más lejos de encontrar una respuesta que cumpliera mis expectativas, pues en algunas clases se hablaba de los diferentes tipos de promoción de la salud (PS de mercado, PS oficial, PS popular, PS empoderante, PS emancipatoria y PS ciudadana (Chapela, 2008; 97)).

question-mark-309083__180Lo anterior me llegó a confundir porque un día se hablaba de PS empoderante y otro día de PS emancipatoria, así que me puse a indagar sobre cada tipo de PS y comencé a entender que la promoción de la salud no está determinada porque en ella existe la diversidad y porque los problemas de salud de los sujetos son múltiples y abarcan diversos ámbitos tanto sociales, como culturales e históricos. Por ello se ha dicho que la promoción de la salud puede abordar cualquier tema, debido a que existen tantas formas de hacer promoción de la salud como el promotor sea capaz de generar procesos de PS a favor de los sujetos.

Finalmente, en 8° semestre, cursando promoción de la salud 2, me di cuenta de que en ese curso había encontrado respuestas a muchas de mis interrogantes, conocí una nueva forma de mirar la promoción de la salud emancipadora y me sentí cómoda con lo que encontré, en ese momento supe el tipo de promotora de la salud que quería ser. Pero aun sentía la necesidad de aprender más, quería llegar a conocer las capas más internas de la promoción de la salud centrada en las personas; afortunadamente pude continuar esta búsqueda con ayuda del profesor David García.

Actualmente me siento cómoda con lo que hago, no siento la necesidad de que la carrera de Promoción de la Salud este determinada o tenga un manual que indique pasos para ser un buen promotor de la salud. Me he forjado una identidad como promotora de la salud; pero ahora no hablaré de ello ya que estos serán temas de otros artículos.

Concluiré diciendo que cada promotor de la salud es responsable de definirse a sí mismo, construir su camino y metodología, basándose en principios y valores; siempre sintiéndose a gusto con su práctica, dando lo  mejor de sí y sin dejar de ver al otro como sujeto crítico. En sí el proceso de un promotor de la salud es individual, nadie más puede hacerlo, y seguramente en el camino habrá dudas, sentimientos positivos y negativos, pero hay que tener valor para enfrentarlo y lidiar con ello.

Espero que estas líneas les sirvan para mirarse en ellas desde fuera y a partir de eso hagan una pausa para que revisen sus conocimientos pasados, esto puede llevarlos a ver cosas que antes no vieron y formar un nuevo conocimiento.

 

Fuente:

María del Consuelo Chapela Mendoza. ¿Qué promoción de la salud ha fracasado?. UAM. México. 2008. p. 97.

 

 

Licencia de Creative Commons
Mi proceso de formación como promotora de la salud by Rubí Martínez Luna is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://www.manantialdenubes.org/archivos/3921 .

(1545)

Mi proceso de formación como promotora de la salud
Promedio 5 votos 24 porcentaje 100%

Descubriéndome feminista

“Entre el reflejo y la palabra”

Descubriéndome feminista

Ser promotora de la salud alternativa, incluir la perspectiva de género en mi quehacer profesional y lo que es más incorporar los aprendizajes derivados de mi formación a mi vida  como mujer, a mi entorno familiar, social e individual ha sido un proceso largo, complejo, doloroso y satisfactorio.

Asumirme frente a mí misma y frente a los otros como feminista ha tenido sus costos, esos costos que tiene una que pagar por transgredir la normalidad, lo natural. A mi manera y desde mi lugar en el mundo he tenido que aprender a vivir desde la resistencia, optar por el lado de la revolución, donde sin duda la más dura batalla la he tenido que librar conmigo misma.

feministaMe considero una mujer que creció en una familia tradicional mexicana, que durante su niñez soñaba con el tipo de cosas que se nos permite soñar a las niñas: encontrar a la pareja ideal, casarme, ser madre, etcétera eran las cosas que yo esperaba para mí cuando fuera adulta, sin embargo, con el tiempo algo pasó, alguna vez escuché que la historia podía ser diferente y aunque dudosa podía identificar en mí el deseo de descubrir ese nuevo mundo donde ser mujer me resultaba más inspirador y  me arriesgué, aunque en este trance descubrí que decidir ir contra corriente sería todo menos sencillo.

Comencé a leer sobre construcción de género, género, estereotipos y feminismo y al tiempo que leía me convencía de que lo que encontraba me emocionaba, me inspiraba y sobre todo me invitaba a cuestionar todo lo que yo había incorporado siempre a mi modo de vivirme como mujer. Fue así como mi formación en género acompañada de un trabajo reflexivo sobre mí misma me ha permitido transformarme como mujer, en este sentido hoy al menos estoy en la posibilidad de saber que ser mujer puede significar diferentes cosas, que vivir en pareja debería ser una elección y no una obligación para las mujeres, que no tener a un hombre a tu lado no es estar incompleta, que la maternidad no está hecha para todas las mujeres y que no ser madre no te anula como mujer.

Como promotora de la salud, este proceso me ha permitido alcanzar la claridad necesaria para saber que quiero que mi práctica profesional sirva en la medida de lo posible para minimizar las condiciones de opresión y control que el sistema patriarcal ejerce sobre las mujeres, entiendo también la responsabilidad que como promotora tengo de generar las condiciones pedagógicas necesarias que permitan a las personas reflexionar sobre su realidad, con la intención de generar cambios paulatinos que se reflejen en su capacidad para cuestionar su relación con el poder y por ende en el aumento de sus niveles de autonomía.

Y a ti ¿Cómo te ha cambiado la vida durante o después de tu formación como promotor/a de salud? Espero tus comentarios.

Licencia de Creative Commons
Descubriéndome feminista by Yasmin Guadalupe Vasquez Zagaceta is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

 

 

Licencia de Creative Commons
Imagen «El feminismo en mi vida» by Diana Yarely Vasquez Zagaceta is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

(112)

Descubriéndome feminista
Promedio 2.7 votos 3 porcentaje 53.33%

Mirándome en otros ojos, escuchándome en otras voces

“Entre el reflejo y la palabra”

Mirándome en otros ojos, escuchándome en otras voces

 

Definirme a mí misma como promotora de la salud no es para mí tarea fácil, sin embargo, puedo decir que en el transcurso de mi formación me he  asumido como una profesional que opta por el apoderamiento de las mujeres, interesada en favorecer con su trabajo procesos que coadyuven a minimizar las condiciones de opresión que se han impuesto a las mujeres y de promover espacios que promuevan procesos reflexivos que permitan a las mujeres hablar, cuestionar, enfrentar,  replantear , etcétera, los discursos que han incorporado como parte de una sociedad patriarcal y, el impacto que estos discursos han generado en cada una de sus vidas.

 

mujeres diversasDesde esta posición he intentado que mi práctica profesional este guiada por supuestos emancipadores, tales como la esperanza, la autonomía y la libertad, lógicamente la reflexión es parte de mi quehacer diario, no solo me refiero a los procesos reflexivos que como parte de mi labor intento promover en mis espacios de trabajo, sino también al arduo proceso de reflexión que he tenido que emprender sobre mí misma y sobre mi propia práctica.

En este camino he podido mirar lo inevitable que resulta que como parte de tu labor y mientras promueves la reflexión en otras mujeres, de pronto te encuentres a ti misma; al decir te encuentres me refiero por explicarlo de alguna manera, a reconocerte en ellas, a escucharte en su voz, a mirarte en sus ojos, a reconocer sus problemas como tuyos, y así sin importar que tan distintas sean de pronto se encuentran juntas, se encuentran cercanas.

Pero qué sucede cuando esto ocurre, desde luego hablaré desde mi experiencia propia. Para mí esta ha sido la parte más enriquecedora pues me ha permitido conocerme a mí misma, a través de otras mujeres,  me ha permitido escuchar infinidad de voces diferentes a la mía, también encontrar infinidad de formas diferentes de explicarse una misma realidad pero sobre todo me ha permitido dudar de lo que siempre he creído incuestionable y  confiar en la duda como oportunidad para aprender nuevas maneras de caminar y convertirme en lo que quiero ser.

Si a esto le sumamos que como promotora de la salud, tener la oportunidad de trabajar en espacios colectivos de reflexión es algo invaluable; en tanto que te permite por ejemplo; llevar a la práctica los conocimientos adquiridos a lo largo de tu formación, conocer tus fortalezas y tus debilidades en el trabajo con la gente, te permite perfeccionar tus habilidades y vislumbrar nuevas posibilidades de acción para enriquecer tu práctica;  pues no me queda más que pensar en la reflexión  no sólo como quehacer obligatorio de lxs promotorxs de la salud, sino como posibilidad de transformar el mundo.

Y a ti, en qué medida te ha ayudado la reflexión para mejorar tu práctica como promotor/a de salud.

Licencia de Creative Commons
Mirándome en otros ojos, escuchándome en otras voces by Yasmin Guadalupe Vasquez Zagaceta is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

(150)

Mirándome en otros ojos, escuchándome en otras voces
Promedio 4.3 votos 3 porcentaje 86.67%

Las representaciones negativas de los estudiantes críticos. Una mirada desde la promoción de la salud.

En el contexto del conflicto en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, Yuslín Leyva y Maritza de la Cruz hicieron interesante análisis, como promotoras de salud, de los problemas de salud  derivados de las representaciones sociales que se hacen de los estudiantes críticos durante un conflicto. Agradezco a las autoras el permiso para publicar su análisis en Manantial de Nubes. 

El texto va precedido de un oficio dirigido al Dr. Philippe Lammy, Representante de la OPS en México, ya que le fué entregado como parte de las acciones de defensa de la Licenciatura en Promoción de la Salud que realizan los universitarios. Lo anterior como una respuesta ante la campaña general de desprestigio que se implementa en contra de la UACM.

El texto se puede visualizar Aquí

 

Yuslín y Maritza son estudiantes de la Licenciatura en Promoción de la Salud de la UACM.

(219)

Las representaciones negativas de los estudiantes críticos. Una mirada desde la promoción de la salud.
Promedio 3.5 votos 2 porcentaje 70%

Promoción de la salud ciudadana en defensa del medio ambiente. Reflexiones sobre un caso

 

En este artículo abordaré:

  • Un ejemplo de promoción de salud crítica y ciudadana en defensa del medio ambiente
  • La promoción de la salud como trabajo necesariamente político
  • Algunas implicaciones en la formación de profesionales de la promoción de la salud con perspectiva crítica

 

Muchas veces, durante mis clases en la Licenciatura en Promoción de la Salud de la UACM le he comentado a los estudiantes la idea de que la promoción de la salud es un acto político, sin importar la perspectiva teórica que se utilice. Esta idea vino a mi mente cuando leí el artículo que aquí comento.

El caso en cuestión es el testimonio de una lucha de un grupo de vecinos para defender un bosque que se encuentra al norte de la zona metropolitana de Guadalajara, en el estado mexicano de Jalisco. El bosque se encuentra desde hace varios años amenzado por intereses de compañías inmobiliarias que pretenden construir desarrollos urbanos y un campo de golf. Como las autoridades locales han favorecido estos intereses algunos vecinos se han organizado para exigir su derecho a agua y aire limpios, así como un espacio natural con el que se relacionan de varias formas sin depredarlo.  Los invito a leer el caso antes de continuar con este texto. Pueden hacerlo aquí. o haciendo clíck en la imagen.

 

Al leer el artículo me parece un buen ejemplo de promoción de la salud en el tema ambiental. Tal vez estos vecinos no se asuman como promotores de salud, pero lo son. Puede observarse que se siguen líneas de acción como organización comunitaria, ambientes saludables, alianzas, advocacy y exigilibidad de derechos. También puede observarse que cuando se hace promoción de la salud con un sentido crítico, es decir promoción de la salud comprometida con la transformación de la realidad, necesariamente se llega al conflicto. Aquí está muy claro como dos proyectos en relación a un espacio geográfico se contraponen: el proyecto del mercado (y del gobierno) y el proyecto de los vecinos organizados. El logro del proyecto de unos afectará los intereses de otros y al final ganará quién tenga más poder. Los vecinos necesitarán mucho poder para ganar su lucha.  Ese es un ejemplo claro de la dimensión política de la promoción de la salud y de el posicionamiento ético que tiene que tomar el promotor de la salud con respecto a un escenario así.

Imaginemos que un promotor de la salud se enfrenta a esta situación. En un esceneario como el que se plantea se puede hacer promoción de la salud de maneras muy diferentes. Un promotor de la salud podría dar pláticas de cómo cuidar el ambiente, reciclar la basura y respetar a la naturaleza, así en abstracto. Un abordaje de este tipo (si bien puede tener cierta utilidad) no contradice en esencia ningún interés. Es probable que no modifique mucho y ciertamente que no haga nada por modificar la situación de ese bosque. Una intervención así es probable que cambie poco la correlación de fuerzas, que haga poco por facilitar el empoderamiento de los vecinos. Una opción así, por acción o por omisión es una acción política por parte del promotor de la salud.  Si por el contrario, el promotor de la salud decide aplicar una estrategia diferente, una que por ejemplo esté encaminada a facilitar los procesos de empoderamiento y apoderamiento de este grupo de vecinos y lo hace con eficacia, su trabajo tendrá un impacto político también. De cualquier forma su trabajo es político. Es una cuestión de elección para el promotor de la salud.

Por otro lado, me pongo a pensar que necesitaría saber un profesional de la promoción de la salud para trabajar en un contexto como el que aquí ejemplifico: Biología, ecología, sociología, antropología,pedagogía, derecho, ciencia política para empezar. El saber de los vecinos, su cultura y su relación histórica con el espacio serían sin duda otro elemento indispensable en la comprensión compleja del fenómeno. Es claro que el profesional de la promoción de la salud tiene que tener una formación multidisciplinaria, pero también que ninguna de estas disciplinas, ni la suma de ellas puede dar un entendimiento complejo del caso, o una solución integral. Para lograrlo el promotor de la salud necesitaría poner a dialogar su saber y el saber de otros sobre estas disciplinas para construir una nueva explicación y una nueva propuesta. Es aquí donde la inter y la transdisciplina entran en juego. Y me pregunto si estamos preparados para esto. Si estamos preparando a los profesionales de la promoción de la salud para hacer explicaciones y diseñar estrategias de acción inter y transdisciplinarias.

Licencia de Creative Commons
Promoción de la salud ciudadana en defensa del medio ambiente. Reflexiones sobre un caso by David García Cárdenas is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://www.manantialdenubes.org/members-2/david-garcia/profile/.

(336)

Promoción de la salud ciudadana en defensa del medio ambiente. Reflexiones sobre un caso
Promedio 4.5 votos 2 porcentaje 90%

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers:

Ir a la barra de herramientas