Se publica un anuncio sexista… una lectura desde la promoción de la salud emancipadora

 

1. Se publica un anuncio sexista
2. Muchas personas protestan
3. los responsables del medio se disculpan
4. El anunciante dice algo así como ¡ah caray! yo ni sabía que estaba violentando a las mujeres. 
(pueden leer el caso del que hablo aquí)

 

Les comparto una lectura desde mi perspectiva de la promoción de la salud emancipadora. En ella explico brevemente cuál sería el problema de salud, cuál el proceso de promoción de la salud y cuál el papel del promotor de la salud en este proceso.

Si no se dio cuenta el anunciante tenemos un claro ejemplo de una persona-altavoz. Un ser humano cuyo cuerpo-territorio es usado como una herramienta involuntaria e inconsciente que reproduce los discursos de dominación (racista y sexista) que ha interiorizado sin siquiera darse cuenta de que existen. Diría «si la foto se ve tan normal». Otro ejemplo sería este evento de mercadotecnia sucedido en China, en el que se anuncian automóviles con niñas en bikini, sin que a las organizadoras y a los padres les parezca un problema. Sin duda, estos seres humanos, tiene la capacidad saludable de reconocer estos discursos actuando en su cuerpo, en su percepción del mundo, en sus disposiciones corporales (como sus gustos), en sus valoraciones y los esquemas de valores que usa, etc. Para hacerlo tendrían que tener una mínima disposición de hacerlo. Una mínima disposición de cambio. Una vez que quisieran hacerlo tendría que reflexionar bastante y por bastante tiempo sobre su práctica, para encontrar ahí, reflejos de los discursos que ha interiorizado en relación al género. Una vez que reconocieran esos discursos y la artificialidad de los mismos, podría elegir si los siguen o no. En caso de que no quisiera seguir esos discursos tendría que transformar su práctica y continuamente someterla a un nuevo análisis reflexivo en una serie de ciclos de reflexión-acción. Así pues, podría tomar un camino hacia su propia emancipación: recuperar el control de su cuerpo territorio y en consecuencia transformar su práctica y su mundo. 

Todos los seres humanos tenemos la capacidad de reflexionar. Es, desde mi perspectiva, una capacidad saludable. Como cualquier capacidad se puede desarrollar: cultivar a través de la práctica. Sin embargo la educación formal y no formal se encarga de minar esta capacidad, por lo que muchas personas apenas saben cómo hacerla. Es ahí donde entra en juego el papel del promotor de la salud que trabaja desde el enfoque emancipador. Crea un ambiente pedagógico formal y formal en el que el otro desarrolla sus capacidades en la práctica de su emancipación y su apoderamiento. Visto así, con el tiempo su trabajo ya no será necesario y las personas habrán desarrollado su capacidad de promover su salud y la de otros.

Mucho agradeceré la retroalimentación a este mensaje y sus comentarios.

David García Cárdenas


 

Licencia de Creative Commons
Se publica un anuncio sexista… una lectura desde la promoción de la salud emancipadora by David García Cárdenas is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://www.manantialdenubes.org/members-2/david-garcia/profile/.

(369)

Se publica un anuncio sexista… una lectura desde la promoción de la salud emancipadora
Promedio 4.7 votos 3 porcentaje 93.33%

Un cómic para prevenir las agresiones sexuales: Por qué me gustó.

Hace unos días hice una crítica a un spot contra la violencia masculina en la pareja en el cual derivado de un análisis de los mensajes implícitos y explícitos que ahí se mostraban, hice una serie de reflexiones sobre lo que se puede mejorar sobre este tipo de trabajo, especialmente en la relación de poder que se establece entre el promotor de la salud y el otro.

Hoy me encontré con un material que contiene semejanzas y diferencias con ese material, y es el las diferencias que me parece que desde el punto de vista metodológico, este es un ejemplo de cómo el spot podría mejorar. Antes de dar mi opinión invito al lector a leer mi crítica anterior, de lo contrario es posible que no encuentren sentido a mis palabras.

 

El material que quiero comentarles es este cómic. Échenle un vistazo para que sepan de qué les hablo

En el cómic, los promotores de salud construyen una representación de la parte promotora de la salud y el otro al que se dirigen. Esto, cómo les mencioné en mi crítica anterior, es muy común.  Sin embargo, y a  diferencia del spot,  la parte promotora de la salud le prescribe situaciones en las que el otro aprende, en lugar de que sea el promotor de la salud quién le diga todo el mensaje. Eso es un avance,  ya que refleja otra representación del promotor de la salud. En ella el promotor de la salud no es un transmisor de mensajes, sino un creador de ambientes y experiencias en el que el otro aprende. Pero lo que me pareció mejor es que, viendo a los promotores de salud podemos ver que son una versión madura del los adolescentes a los que se dirigen. ¡Los promotores de salud son ellos mismos! Una bonita metafora de la reflexión. Buen material

(197)

Un cómic para prevenir las agresiones sexuales: Por qué me gustó.
Promedio 5 votos 2 porcentaje 100%

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers:

Ir a la barra de herramientas