Primer artículo

Mi nombre es Yedid Alejandra Galván Martínez, soy egresada de la licenciatura y desde hace 6 años trabajo en una asociación civil, de nombre Servicios para el Desarrollo (Sedac), en el Estado de Hidalgo. Y actualmente soy Coordinadora General de la asociación. El día de hoy me sumo a Manantial de Nubes con mi columna reflexiva titulada «Pasaje de recuerdos». En ella les compartiré mis aprendizajes y reflexiones derivadas de mi práctica como profesional de la promoción de la salud y de mi formación permanente.

A manera de presentación de mi trabajo, dedicaré mis dos primeros artículos a la ponencia que presenté en días pasados en el V encuentro de egresados y estudiantes de la Licenciatura en Promoción de la Salud de la UACM:

2012 2229Antes de comenzar mi presentación quisiera pedirles que mientras me escuchan, se piensen desde su experiencia personal, en el camino que les ha tocado vivir, ¿Cómo llegan al lugar donde están? ¿Qué les gusta y disfrutan hacer en el espacio donde están trabajando? ¿Hacia dónde van o quieren ir? Con la finalidad de que al escucharme, se imaginen y piensen desde sus lugares para que me acompañen en esta presentación y así les invito a reflexionar desde su experiencia.

También les quiero expresar que cuando recibí la invitación a este evento, sentí la necesidad de compartir con ustedes cada momento y experiencia vivida como promotora de la salud trabajando en un espacio comunitario. Al comenzar a escribir esta presentación, me di cuenta de que hay muchos temas que compartirles y que por cuestiones de tiempo solo he seleccionado algunas experiencias que me permitieran expresar mi camino. Por ejemplo podría enfocarme en hablar solo de un tema, sobre las actividades concretas que realizo en mi espacio de trabajo, que van desde actividades administrativas como actividades de campo; o tal vez sobre el proceso de construcción de mi perfil como promotora de la salud, enfatizar en la importancia que ha tenido el seguir aprendiendo y adquiriendo más conocimientos, o hablar sobre el perfil interdisciplinario del o la promotora de la salud para no encasillarnos en uno solo o dejarnos encasillar por los demás; o sobre el desarrollo de capacidades y habilidades tanto de los y las promotoras de la salud como de las personas con las que trabajamos; entre otros temas que son relevantes y que podemos profundizar en algún otro momento. En este sentido, he seleccionado algunas experiencias significativas pero también trascendentales, y dejo abierta esta presentación para quienes estén interesadas en platicar y conocer más sobre mi experiencia.

A manera de contexto, Servicios para el Desarrollo, A.C. (SEDAC) trabaja en el Valle del Mezquital desde 1975 y está ubicada en el municipio de Ixmiquilpan, Hidalgo. Actualmente, como Coordinadora General de SEDAC soy la responsable del funcionamiento de la asociación, tanto a nivel administrativo como jurídico-legal.  Como asociación civil, SEDAC se ha concentrado en el trabajo con las familias indígenas Hñahñu de diferentes comunidades del Valle. Promueve el desarrollo integral de individuos, familias y comunidades para mejorar sus condiciones de vida. Con el apoyo de dependencias gubernamentales, así como de fundaciones nacionales e internacionales y de organizaciones empresariales, SEDAC ha trabajado diversos proyectos productivos que se caracterizan por ser auto-gestivos e integrales, ya que son administrados y supervisados por comités formados en las comunidades y además son proyectos que benefician en diferentes aspectos a las familias. Por ejemplo, proyectos de salud y nutrición, regeneración de recursos naturales, gestión agua potable, vivienda digna, molinos de nixtamal, establos colectivos, cosecha de agua de lluvia, huertos familiares para producción de hortalizas, corrales para cría de animales de traspatio, ahorro de leña a través de la construcción de estufas de leña; entre otros. Son proyectos impulsados desde las necesidades de las personas, y al mismo tiempo fortalecen la participación y la organización comunitaria.

Tomando en cuenta lo anterior, el trabajo que Sedac ha venido planteando y la manera en que hemos venido trabajando, tiene que ver con algunos planteamientos de Promoción de la Salud, desde una visión amplia. Se parte de una concepción holística e integral de salud, considerando que las personas poseen capacidades y habilidades que requieren ser promovidas y motivadas, tomando en cuenta el contexto social, económico y cultural de las comunidades, promoviendo sus costumbres y tradiciones, y considerando que todas las personas tienen conocimientos que requieren ser promovidos y valorados.

Así los proyectos se han centrado en mejorar las condiciones de vida de las familias indígenas Hñahñu, a partir de proyectos que mejoran la alimentación y contribuyen a una mejor nutrición con la implementación de huertos familiares y corrales de traspatio; proyectos que mejoran sus ingresos familiares promoviendo el auto-empleo en sus comunidades y evitando la migración a otros lugares en busca de empleo; promoviendo proyectos que fortalecen la participación y organización de grupos impulsando cooperativas artesanales y turísticas; así como impulsando la participación auto-gestiva con la formación de comités comunitarios y acompañando procesos de organización comunitaria.

De esta manera SEDAC ha venido trabajando los proyectos antes mencionados, a través de una metodología que parte de la idea de que todas las personas tienen capacidades, habilidades y sobre todo conocimientos que les permite identificar sus necesidades, buscar alternativas de solución e imaginar futuros mejores. Reconociendo el conocimiento local, fortaleciendo sus valores, costumbres y tradiciones comunitarias, se considera que las todas las personas tienen algo o mucho que compartir, porque conocen muy bien a sus comunidades, poseen valores individuales y colectivos, conservan costumbres y tradiciones comunitarias como la faena (trabajo comunitario voluntario), la presta fuerza (ayuda mutua entre familias) y las asambleas comunitarias (reuniones de toda la comunidad); las cuales promueven y fortalecen más la organización y la participación de las personas.

Para Sedac lo más importante es el sentir de las comunidades, lo que les duele y les está afectando de manera directa. Es así como los proyectos promovidos nacen de las necesidades sentidas de las comunidades y parten de la idea de que las personas son expertas de sus vidas y tienen conocimientos que contribuyan a mejorar sus condiciones de vida.

En mi próximo artículo platicaré cómo fue mi proceso de incorporación a SEDAC  y el trabajo que he realizado y realizo ahí como promotora de la salud.

Muchas gracias por leerme.

 

(59)

Primer artículo
Promedio 5 votos 2 porcentaje 100%

Promotora de la salud: un ser inacabado

En mi entrada pasada hablé sobre mi proceso de formación como promotora de la salud, mencioné algunas de las interrogantes que suelen atormentarnos a los promotores de la salud y dije que a partir de esas interrogantes inicié una búsqueda constante que me llevara a darles respuestas. No obstante, evidencié en el artículo, que conforme fui avanzando en la carrera me di cuenta de que no existían respuestas concretas y unánimes a dichas peguntas, sino que cada promotor de la salud les daba un sentido y significado dependiendo de su perspectiva, aprendizaje y experiencia. Pero ahora, quizá se pregunten:

¿Cómo le doy sentido y significado a esas interrogantes?

¿Qué debo hacer para encontrar mi propio camino en la promoción de la salud?

Diré que cada promotor de la salud es encargado de iniciar la búsqueda de su propio aprendizaje y de forjarlo. Pero diary-968603__180esto no significa que la búsqueda se debe iniciar de forma individual. Se pueden apoyar de otros promotores de la salud, ver sus prácticas y compararlas con las propias, auto-cuestionarse, indagar sobre los aspectos que les parezcan relevantes, incluso cuestionar al otro. A partir de lo encontrado, puede haber una reformulación de su conocimiento que les permita construir nuevos aprendizajes y dar un nuevo significado a sus prácticas.

Debo aclarar que este proceso puede continuar por tiempo indefinido. Pero ¿Por qué puede llegar a convertirse en un proceso indefinido? Porque, tal vez, tú como yo en tu proceso de aprendizaje descubras que eres un ser inacabado, porque como dice Freire:

La curiosidad nos empuja, nos motiva, nos lleva a develar la realidad a través de la acción. Curiosidad y acción se relacionan y producen diferentes momentos o niveles de curiosidad. Lo que procuro decir, es que en determinado momento, empujados por su propia curiosidad el hombre y la mujer en proceso, en desarrollo, se reconocieron inacabados y la primera consecuencia de ello es que el ser que se sabe inacabado entra en un permanente proceso de búsqueda. Yo soy inacabado, el árbol también lo es, pero yo soy más inacabado porque lo sé. (Freire, 2004; p. 22).

Y si tú te estás realizando diversas interrogantes sobre la identidad del promotor de la salud o sobre tu práctica como promotor de la salud, es una buena forma de despertar tu curiosidad, comenzar a buscar respuestas y así saberte inacabado. Pero antes hay que tomar en cuenta una cosa, el acto de aprender debe ser voluntario y no forzado, de otra forma el conocimiento no será auténtico ni significativo y puede llegar a darse un estancamiento en el conocimiento.

A continuación te invito a leer por qué considero que la práctica de la promoción de la salud es un proceso inacabado y  en qué momento me concebí como un ser inacabado.

 

La práctica de la promoción de la salud como un proceso inacabado

Existen múltiples formas de hacer promoción de la salud y eso va a depender del promotor de la salud, de cómo se defina como profesional y qué tipo de promoción de la salud ejerza. Pero aunque existan promotores de la salud que trabajen bajo una misma perspectiva e incluso se rijan por los mismos valores éticos profesionales no siempre van a hacer promoción de la salud de la misma manera, porque:

  1. La metodología es propia de cada promotor de la salud (aunque tengan bases similares) ya que ésta se va a entender y significar de acuerdo a la experiencia de cada uno y a su proceso reflexivo (si lo tiene). Pues cada sujeto tiene diversas formas de acercarse y apropiarse del conocimiento, por ejemplo, yo no puedo adoptar una metodología que no comprenda porque al momento de llevarla a la práctica no entenderé como aplicarla, ya que, no me he apropiado de ella y no me es significativa.
  2. Las circunstancias y problemas de salud de los sujetos cambian, no son constantes, debido a que el contexto histórico, social y político no siempre es el mismo.

Pero aunque no siempre hagamos promoción de la salud de la misma road-sign-663360__180manera,  es recomendable que construyamos y llevemos a la práctica una metodología que rija la forma en la que hacemos promoción de la salud, esto nos dará la oportunidad de tener cimientos firmes y a partir de ello responder a los múltiples problemas de salud de las personas. También nos dará la ventaja de no perdernos en el camino, caer en ambigüedades o simplismos, pues siempre podremos regresar a los cimientos, cuestionarlos, resignificarlos y nutrirlos con nuevos conocimientos, como lo ejemplifica Schön al referirse a una clase magistral de interpretación musical:

La <<lección>> tiene dos partes. En la primera, Grenhouse descubre por imitación cómo está construida la interpretación de Calsas en cada frase a través de dos detalles precisos del arqueo, la digitación y el matiz. En la segunda parte, Grenhouse ve y escucha cómo una configuración, totalmente diferente pero igualmente precisa, de arqueo, digitación, fraseo y matiz dentro de la frase, produce una alternativa a la primera ejecución igual de hermosa. La lección no dice que existan dos formas válidas de interpretar la pieza sino que existen tantas como el intérprete sea capaz de inventar y ejecutar. (Schön, 1987; pp. 163-164).

Al construir nuestra metodología podemos basarnos en principios y valores inquebrantables, normas, sustento teórico, procesos reflexivos sobre la propia práctica y, algo que sin duda nos ayudará, será someterla a cuestionamientos críticos constructivos. Es importante que constantemente estemos nutriendo nuestra práctica, reflexionemos sobre lo que esta bien y lo que puede mejorar. Pienso que es de vital importancia que los promotores de la salud siempre estemos preparándonos profesionalmente, con el propósito de mejorar nuestra práctica; al final somos seres inacabados y por tanto, no podemos saberlo todo, siempre habrá algo que podamos mejorar.

Los invito a que hagamos de nuestra práctica una búsqueda constante de conocimientos, reflexionemos sobre ella, la cuestionemos y la revaluemos, intentemos mejorarla, le demos nuevos sustentos teóricos y sigamos avanzando.

Leer másPromotora de la salud: un ser inacabado

(474)

Promotora de la salud: un ser inacabado
Promedio 5 votos 19 porcentaje 100%

Manual de primeros auxilios en situación de emergencia.

A continuación pongo en sus mano001s un Manual de primeros auxilios en situación de emergencia, bastante útil para casos en los cuales sea necesaria una atención inmediata para heridas de gravedad. Una herramienta que consideramos vale la pena ver considerando la situación actual de nuestro país.

Parte1 (paj.1-26)

parte2 (paj.27-52)

parte3 (pag. 53-78)

parte4 (pag.79-104)

 

 

(124)

Manual de primeros auxilios en situación de emergencia.
Promedio 4.7 votos 3 porcentaje 93.33%

Mi proceso de formación como promotora de la salud

Tal vez ustedes, promotores de la salud, alguna vez se han preguntado:doubt-539986__180

  • ¿Cuál es el camino que debo seguir para llegar a ser buen promotor de la salud?
  • ¿Por qué nadie me dice que tengo que hacer como promotor de la salud?
  • ¿Cuál es mi identidad como promotor de salud?

Seguramente sí, pero como se habrán dado cuenta, nadie les ha dado una respuesta concreta, esto se debe a que no existen respuestas correctas a estas interrogantes, ni hay un manual que dicte qué pasos seguir para ser buenos promotores de la salud; ustedes deben buscar las respuestas en su propia formación, ya que cada promotor de la salud es único y por tanto forja su propia metodología de acuerdo a sus principios, valores, intereses, práctica, etcétera.

Así que les extiendo la invitación a que lean mi artículo, donde comparto  parte de mí historia como promotora de la salud con la finalidad de que se detonen en ustedes más interrogantes y, si así lo desean, aprendan de mí experiencia.

 

Mi búsqueda como promotora de la salud

Cuando comeconfusion-311388__180ncé a estudiar la carrera de Promoción de la Salud (PS) en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), las cosas eran un poco confusas porque para mí esta carrera era nueva e innovadora, y lo único que sabía de ella era lo que había leído en el plan de estudios de la UACM, pero eso fue suficiente para que me enganchara y decidiera estudiarla. Luego, en ciclo básico y una parte del ciclo superior, comencé a tener muchas dudas, ya que las materias me llevaron a cuestionarme sobre el quehacer real de la promoción de la salud, puesto que  tomábamos materias como célula, introducción a la física, cuerpo humano, bioestadística, nutrición, salud pública, crecimiento y desarrollo; de hecho llegué a cuestionarme sobre si la carrera era similar a la carrera de medicina o a la de enfermería.

Pero esas interrogantes que estaban presentes todo el tiempo en mí, me llevaron a darle sentido a las materias que yo creía formaban parte de otras carreras, me di cuenta de que cada una de las materias que tomé contribuían a ampliar mi visión como promotora de la salud (aportaban diferentes formas de mirar y entender la salud), vi que cada una tenía elementos importantes que sí se veían como un todo, podían ampliar la forma en la que miraba los problemas de salud de los sujetos, incluso contemplar factores que siempre quedan fuera debido a que cada disciplina tiene una visión distinta de salud y esto puede llegar a contraponerse con las otras disciplinas.

Luego sentí un vacío y quise saber cómo estaba determinada la Promoción de la Salud y cuál era mi identidad como promotora de la salud. Pero conforme avanzaba en los cursos, parecía que estaba más lejos de encontrar una respuesta que cumpliera mis expectativas, pues en algunas clases se hablaba de los diferentes tipos de promoción de la salud (PS de mercado, PS oficial, PS popular, PS empoderante, PS emancipatoria y PS ciudadana (Chapela, 2008; 97)).

question-mark-309083__180Lo anterior me llegó a confundir porque un día se hablaba de PS empoderante y otro día de PS emancipatoria, así que me puse a indagar sobre cada tipo de PS y comencé a entender que la promoción de la salud no está determinada porque en ella existe la diversidad y porque los problemas de salud de los sujetos son múltiples y abarcan diversos ámbitos tanto sociales, como culturales e históricos. Por ello se ha dicho que la promoción de la salud puede abordar cualquier tema, debido a que existen tantas formas de hacer promoción de la salud como el promotor sea capaz de generar procesos de PS a favor de los sujetos.

Finalmente, en 8° semestre, cursando promoción de la salud 2, me di cuenta de que en ese curso había encontrado respuestas a muchas de mis interrogantes, conocí una nueva forma de mirar la promoción de la salud emancipadora y me sentí cómoda con lo que encontré, en ese momento supe el tipo de promotora de la salud que quería ser. Pero aun sentía la necesidad de aprender más, quería llegar a conocer las capas más internas de la promoción de la salud centrada en las personas; afortunadamente pude continuar esta búsqueda con ayuda del profesor David García.

Actualmente me siento cómoda con lo que hago, no siento la necesidad de que la carrera de Promoción de la Salud este determinada o tenga un manual que indique pasos para ser un buen promotor de la salud. Me he forjado una identidad como promotora de la salud; pero ahora no hablaré de ello ya que estos serán temas de otros artículos.

Concluiré diciendo que cada promotor de la salud es responsable de definirse a sí mismo, construir su camino y metodología, basándose en principios y valores; siempre sintiéndose a gusto con su práctica, dando lo  mejor de sí y sin dejar de ver al otro como sujeto crítico. En sí el proceso de un promotor de la salud es individual, nadie más puede hacerlo, y seguramente en el camino habrá dudas, sentimientos positivos y negativos, pero hay que tener valor para enfrentarlo y lidiar con ello.

Espero que estas líneas les sirvan para mirarse en ellas desde fuera y a partir de eso hagan una pausa para que revisen sus conocimientos pasados, esto puede llevarlos a ver cosas que antes no vieron y formar un nuevo conocimiento.

 

Fuente:

María del Consuelo Chapela Mendoza. ¿Qué promoción de la salud ha fracasado?. UAM. México. 2008. p. 97.

 

 

Licencia de Creative Commons
Mi proceso de formación como promotora de la salud by Rubí Martínez Luna is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://www.manantialdenubes.org/archivos/3921 .

(1338)

Mi proceso de formación como promotora de la salud
Promedio 5 votos 24 porcentaje 100%

Descubriéndome feminista

“Entre el reflejo y la palabra”

Descubriéndome feminista

Ser promotora de la salud alternativa, incluir la perspectiva de género en mi quehacer profesional y lo que es más incorporar los aprendizajes derivados de mi formación a mi vida  como mujer, a mi entorno familiar, social e individual ha sido un proceso largo, complejo, doloroso y satisfactorio.

Asumirme frente a mí misma y frente a los otros como feminista ha tenido sus costos, esos costos que tiene una que pagar por transgredir la normalidad, lo natural. A mi manera y desde mi lugar en el mundo he tenido que aprender a vivir desde la resistencia, optar por el lado de la revolución, donde sin duda la más dura batalla la he tenido que librar conmigo misma.

feministaMe considero una mujer que creció en una familia tradicional mexicana, que durante su niñez soñaba con el tipo de cosas que se nos permite soñar a las niñas: encontrar a la pareja ideal, casarme, ser madre, etcétera eran las cosas que yo esperaba para mí cuando fuera adulta, sin embargo, con el tiempo algo pasó, alguna vez escuché que la historia podía ser diferente y aunque dudosa podía identificar en mí el deseo de descubrir ese nuevo mundo donde ser mujer me resultaba más inspirador y  me arriesgué, aunque en este trance descubrí que decidir ir contra corriente sería todo menos sencillo.

Comencé a leer sobre construcción de género, género, estereotipos y feminismo y al tiempo que leía me convencía de que lo que encontraba me emocionaba, me inspiraba y sobre todo me invitaba a cuestionar todo lo que yo había incorporado siempre a mi modo de vivirme como mujer. Fue así como mi formación en género acompañada de un trabajo reflexivo sobre mí misma me ha permitido transformarme como mujer, en este sentido hoy al menos estoy en la posibilidad de saber que ser mujer puede significar diferentes cosas, que vivir en pareja debería ser una elección y no una obligación para las mujeres, que no tener a un hombre a tu lado no es estar incompleta, que la maternidad no está hecha para todas las mujeres y que no ser madre no te anula como mujer.

Como promotora de la salud, este proceso me ha permitido alcanzar la claridad necesaria para saber que quiero que mi práctica profesional sirva en la medida de lo posible para minimizar las condiciones de opresión y control que el sistema patriarcal ejerce sobre las mujeres, entiendo también la responsabilidad que como promotora tengo de generar las condiciones pedagógicas necesarias que permitan a las personas reflexionar sobre su realidad, con la intención de generar cambios paulatinos que se reflejen en su capacidad para cuestionar su relación con el poder y por ende en el aumento de sus niveles de autonomía.

Y a ti ¿Cómo te ha cambiado la vida durante o después de tu formación como promotor/a de salud? Espero tus comentarios.

Licencia de Creative Commons
Descubriéndome feminista by Yasmin Guadalupe Vasquez Zagaceta is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

 

 

Licencia de Creative Commons
Imagen «El feminismo en mi vida» by Diana Yarely Vasquez Zagaceta is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

(103)

Descubriéndome feminista
Promedio 2.7 votos 3 porcentaje 53.33%

Trailer del documental «B-boy.mx»

 

Hola a todos(as), les dejo aquí el link para el trailer de nuestro primer documental titulado «B-boy.mx», el cual es resultado de un proyecto que hemos iniciado hace poco tiempo, en el que tratamos de hacer promoción de las acciones que hace la comunidad, en pos de la salud pública o promoción de la salud, muchas veces inconscientemente.

Haremos un estreno oficial en Cuernavaca muy pronto, esperemos contar con su presencia. 

 

Para ver el vídeo, dar clic aquí http://vimeo.com/46969880

 

Este es el trailer de la primera producción de AHSP. Produciremos una serie de spots y documentales enfocados a la difusión del factor social de la salud.

Generalmente cuando la gente escucha la palabra «salud», piensa en enfermedades, médicos y enfermeras. Pero la salud pública o colectiva abarca mucho más terreno que únicamente las enfermedades biológicas, incluye los aspectos de las acciones que realiza la comunidad, en su día a día, y que a veces sin pretenderlo, participan en la promoción de la salud de la misma comunidad.

Pretendemos usar el arte, el cine documental, para la difusión de las acciones que la gente hace, que nos hacen tener una mejor sociedad.

Este documental, en su versión completa, se estará presentando en varios festivales y congresos de salud

(164)

Trailer del documental «B-boy.mx»
Promedio 5 votos 1 porcentaje 100%

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers:

Ir a la barra de herramientas