Avatar de Federico

por

El rol del promotor de la salud en el equipo de salud

el agosto 23, 2012 en Uncategorized

¿Cuál es la función del promotor de salud dentro de un equipo de salud? ¿Cómo y hasta qué punto nos encontramos como gestores de salud? Estas y otras preguntas surgen cuando uno -como promotor de la salud- se cuestiona su rol dentro de todo un sistema tradicional cuyo modelo de atención ha quedado sumido en un mero asistencialismo y deja de lado la complejidad implícita en el concepto salud. 

Particularmente en Costa Rica, el papel de la promoción de la salud y del mismo promotor se ven difuminados en las carreras que inciden directamente a este campo y nos falta aún como profesionales establecer nuestra propia identidad como equipo. ¿Sucede lo mismo en otras latitudes? ¿Es correcta la impugna internacional acerca de la Promoción de la Salud como disciplina o como mera estrategia de otros profesionales en salud?

Son muchos los cuestionamientos, pero es nuestra tarea como profesionales buscar respuestas a estas interrogantes.

4 respuestas a El rol del promotor de la salud en el equipo de salud

  1. hola Federico!

    Permiteme comentar un poco a cerca de tus cuestionamientos, no se si se resuelva la incognita, quiza algunas veces me he cuestionado lo mismo y he llegado a la conclusión de que es posible que no exista una respuesta unanime para dichas preguntas. Pero ahi te va un poco de lo que yo opino.

    Primero que nada dejame comentarte que al igual que en Costa Rica, en México la promoción de la salud es un campo de conocimiento y aprendizaje muy reciente; debido a ello hay muchas problemáticas a las que las y los promotores de salud tenemos que enfrentarnos día a día, quizá la problemática que yo he identificado que tiene más impacto en nuestra labor; y que tu rescatas en tu reflexión, es el desconocimiento que existe sobre el perfil del promotor de la salud, en especial, del promotor de la salud con perspectiva critica. Si ya de por si a los promotores de la salud que se posicionan en la mirada hegemónica de la salud y por ende de la promoción de la salud, a quienes regularmente se les trata como: trabajadore(a)s sociales, enfermera(o)s,es dificil, ahora imaginate que ocurre con quienes nos ubicamos desde una perspectiva critica y alternativa a la dominante.

    Al igual que en Costa Rica también aqui en México es muy común que a los promotores de la salud se nos destine un lugar subordinado a  la medicina, la psicología, la pedagogía, en fin, y creo que esto tambén es resultado del desconocimiento sobre nuestro quehacer, pero también me parece que es resultado del ejercicio del poder de la hegemonia sobre lo altenativo.

    En cuanto a tu cuestionamiento sobre la función del promotor de la salud dentro de un equipo de salud, yo te diría que el rol que yo asumiría como promotora de la salud critica, sería primero que nada bajo criterios que muchas veces la hegemonia no toma en cuenta, el respeto, la compresión y el reconocimiento del otro como persona y como ser humano me parecen esenciales, en lo personal me ha funcionado mucho centrar mi atención en mirar lo que mi intuición me dicta como posibilidad de aprendizaje y he aprendido mucho.

    Es cierto que hacer Promoción de la salud en México como en otras partes del mundo, no es fácil, pero tampoco imposible.

    Mi opinión es que al hablar de salud y de promoción de la salud no hay nada absoluto. En mi camino de formación cada vez me he convencido más de la certeza de aquella frase que dicta "Caminante no hay camino, se hace camino al andar" y me parece que los promotores de la salud tenemos muchos caminos que tejer, no crees?

     

     

    • Muchas gracias Yasmin (no sé si está bien escrito tu nombre, me tomo el atrevimiento de redactarlo de esa forma) por tu respuesta. 

      Me parece que has dado en uno de los puntos más álgidos de nuestra profesión, y es que a nivel teórico, todavía hay quienes se preguntan si la esencia de la Promoción de la Salud debe considerarse como una disciplina -llámese carrera como en nuestro caso- o simplemente como una estrategia más dentro del gran compendio que es "salud".

      Esé primer reconocimiento que hacés -en Costa Rica usamos el "voseo", ahí disculparás mi confianza- sobre la persona enfrente del equipo de salud es fundamental, puesto que, en mi perspectiva, un promotor de la salud debe ser gestor y líder dentro de esta dinámica, lo que le permitirá a la larga generar estrategias multidisciplinarias e interdisciplinarias. 

      Aunado a esto, en una conferencia a la que tuve la oportunidad de asistir, una de las ponentes dijo: "la promoción de la salud se hace con personas"…ojo la frase. Quiere decir que la Promoción de la Salud se construye en las comunidades, en la interacción de los determinantes de la salud y del mismo investigador quien se da a la tarea de realizar una lectura de los mismos. 

      Así, con todo, los lineamientos y pensamientos son infinitos, pero como siempre, depende del profesional marcar la pauta…gestionar su propio camino (como vos citás al final). 

       

       

       

       

  2. Federico, tocas varios puntos que me gustaría comentar. Trataré de ser concreto expresando cómo veo las cosas desde mi perspectiva de promotor de la salud crítico, específicamente desde la escuela emancipadora de la promoción de la salud.

    Me parece que la promoción de la salud está muy devaluada. En muchos ámbitos, sobre todo en aquellos dominados por las prácticas propias del Modelo Médico Hegemónico, se entiende por promoción de la salud como una actividad técnica consistente en generar una cultura de autocuidado individual y familiar y que descansa en actividades ya sea de comunicación para la salud y/o educación para la salud (o si la cosa es moderna, de marketing social). En ese sentido no hace falta mayor especialización que cierta formación técnica básica para cualquier profesional de la salud, o bien personas de la misma comunidad. Si se entiende la promoción de la salud desde esta perspectiva, me parece que está bien fundamentada la idea de que no hace falta un profesional de la promoción de la salud y esta no constituye una disciplina en sí misma. Cuando mucho se justifica la existencia de un profesional técnico avanzado. Un consumidor de las teorias explicativas y las técnicas propias de otras disciplinas. Su papel en el equipo de salud es el de realizar ese trabajo técnico: hacer carteles, periódicos murales, spots, pláticas y dinámicas divertidas y entretenidas. Trabajo que al médico no le gusta mucho hacer. Pero existen otros puntos de vista…

    Si, como bien dices, complejizamos el concepto de salud y -por ejemplo- lo sacamos del binomio opuesto de la salud-enfermedad, enseguida nos damos cuenta que los modelos explicativos existentes en el Modelo Médico Hegemónico fracasan para explicar lo saludable (y lo no saludable). Entonces nos encontramos en la necesidad de encontrar explicaciones en otras áreas disciplinares: como por ejemplo la sociología, la antropología, la economía o la ciencia política. Sin embargo estas también ofrecen explicaciones insuficientes. Es en este ámbito en donde se justifica la existencia de una promoción de la salud no como una práctica técnica, sino como una práctica de conocimiento. Una práctica que conforme sus propios marcos explicativos, sus propias problematizaciones, sus propias apuestas metodológicas y prácticas. Esto desde luego, ya se ha dicho, se encuentra en la inter y transdisciplina. Pero para eso necesitamos un tipo de profesional de la promoción de la salud diferente cuya principal caracterísitica sea la de crear su propia disciplina, su propia teoría, su propia metodología. 

    Me pregunto entonces si estamos ayudando a formar este tipo de promotores de la salud. En la UACM algunos hacemos la lucha, pero nos encontramos a años luz de lograrlo. Manantial de Nubes es una pequeña contribución en ese sentido. ¿Cómo son las cosas por allá en Costa Rica? 

    Finalmente (para acabar este interminable comentario) me gustaría ofrecer esta idea: depende de nosotros el crearnos otro lugar en la historia, si no estamos contentos con lo que la promoción de la salud dominante nos tiene asignado, si creemos que se necesita hacer más por las personas que trabajamos y si creemos que nosotros podemos ofrecer una mejor respuesta. Depende de nosotros. 

  3. gracias por leerme Federico, es muy gratificante poder compartir experiencias de nuestra formación. Espero poder seguir interactuando contigo en algun momento. Saludos!

Deja una respuesta

Debes identificarte para comentar.

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers:

Manantial de Nubes is Stephen Fry proof thanks to caching by WP Super Cache